Diario Vasco

Objetivo: el refuerzo lingüístico

Los jóvenes. En una de las actividades del nuevo programa.
Los jóvenes. En una de las actividades del nuevo programa. / B. U.
  • 180 chavales de 5 a 12 años participan en el nuevo programa municipal aplicado al uso del euskera que se lleva a cabo en las sedes de Berritsu y Txelotxe

Los locales municipales de Berritsu y Txelotxe vuelven a estar llenos de vida y de actividad. Unas sedes destinadas a los peques de entre 5 y 12 años que ahora cumplen otra importante función, el refuerzo en el uso del euskera.

Cabe recordar que este servicio de refuerzo lingüístico salía a concurso y en una primera cita quedó desierto. El pasado mes de noviembre, y en una segunda convocatoria pública, se adjudicó al ente de Lasarte-Oria 'Ttakun', arrancando con su actividad en los mencionados espacios municipales en diciembre.

Este servicio llega con el objetivo de potenciar la capacidad y la utilización del euskera en el día a día, y entre los más pequeños y jóvenes, uno de ejes de la política municipal.

En un paso previo se procedió a identificar las carencias y necesidades en las actividades extra escolares unidas al ocio, de ahí que se optara por el servicio de refuerzo lingüístico en colaboración con los centros educativos locales y la empresa adjudicataria.

Suman 180 los inscritos de entre los 5 y 12 años. Se trata de un servicio totalmente gratuito para esos usuarios que han sido direccionados desde las distintas escuelas del municipio. En estos momentos son 140 los que acuden con total normalidad a los espacios citados.

Ya en diciembre, Ttakun fue adecuando los espacios, se entrevistaron con los responsables educativos de los colegios y se realizaron reuniones con los padres para informar de todos los detalles del servicio, se abrieron las inscripciones y el 9 de enero se abrieron las puertas de Berritsu y Txelotxe para acoger a los primeros usuarios.

Por centros escolares, los inscritos fueron 71 del Lizeo, 67 de Murumendi, 40 de La Salle y 2 de la ikastola Andramendi.

Este servicio de refuerzo lingüístico que ha tenido «excelente acogida», señalan desde el Consistorio, se ofrece de lunes a viernes en dos tandas cada día. Los usuarios van divididos en grupos por edades, estando atendidos por tres educadores y una coordinadora, dos en Berritsu y uno en Txelotxe.

Dinámica activa

La dinámica que se lleva a cabo en cada turno es la siguiente: se da comienzo prestando el apoyo con los deberes escolares desde la perspectiva del euskera. A los que no tienen deberes se les ayuda con otros temas, siempre teniendo presente al euskera. Además se trabajan dinámicas y juegos en los que la base es el euskera y el último cuarto de hora aproximadamente se dedica al juego libre. Una vez pasado el invierno con la llegada de una meteorología más acorde para realizar actividades en el exterior, se saldrá a la calle, y en las actividades a materializar se involucrará a los padres. El servicio en los dos espacios municipales finalizará el próximo 30 de junio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate