Diario Vasco

La noche mágica de la víspera de Reyes

Cabalgata. Melchor saluda a un peque beasaindarra. Los Reyes bajaron al centro urbano en carroza seguidos por una gran muchedumbre.
Cabalgata. Melchor saluda a un peque beasaindarra. Los Reyes bajaron al centro urbano en carroza seguidos por una gran muchedumbre.
  • La visita a Arangoiti, la recogida de las cartas y la Cabalgata hasta la plaza fueron vibrantes

Un año más, los residentes de Arangoiti fueron los primeros en recibir los regalos de las manos de los propios Melchor, Gaspar y Baltasar, que a media mañana pasaron por la residencia. Al mediodía la cita fue con los peques, para la entrega de cartas. A media mañana ya había cola, a pesar del frío y de las gélidas temperaturas (entre 1 y 2 grados).

Al atardecer, la Cabalgata de los Reyes Magos partía de Igartza, recorrieron la villa en sendas carrozas seguidos de una gran multitud, al tiempo que lanzaban miles de caramelos. La adoración al recién nacido en la plaza, y el pregón cerraron un años más la estampa bíblica. Un año más Txilibutxof, en su buen hacer, se apuntó otro tanto junto a los grupos que tomaron parte en el acto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate