Diario Vasco

Buena representación local en la Behobia-SS

Este grupo de Bealak partió desde Barrendain a las nueve.
Este grupo de Bealak partió desde Barrendain a las nueve.
  • El mejor crono del centenar de beasaindarras que corrieron la prueba fue el de Koldo Agirre (1h11:43)

  • Bealak fletó dos autobuses y otros optaron por desplazarse por su cuenta a la frontera

Fueron un centenar los beasaindarras que tomaron parte en la 52 edición de la Behobia-San Sebastián, que, en lo que a la meteorología respecta, nada tuvo que ver con su edición precedente. Este año el tiempo nublado, la adecuada temperatura y la escasa lluvia «ayudaban a correr», señalaban algunos de los beasaindarras que participaron en la Behobia-San Sebastián. Algunos de ellos todavía se acordaban de la «sofoquina» del año pasado.

Unos llegaron al punto de salida gracias a los dos autobuses fletados desde Bealak y otros lo hicieron en vehículos particulares o utilizando otros medios de locomoción.

Los tres mejores

El mejor crono de los beasaindarras participantes en esta prueba en la que se cubren los 20 kilómetros que separan Behobia de la capital donostiarra, fue el realizado por Koldo Agirre (1h11:43), entró en el puesto 111. El segundo beasaindarra clasificado fue Martín Irizar, entró el 263, e invirtió un tiempo de 1h14:51. El tercero de los beasaindarras fue Julen González, que entró en meta en el puesto 279 y su crono fue de 1h15:12.

La chicas de Bealak

En el apartado de féminas, la veterana en estas lides Elena Calvillo fue la primera fémina beasaindarra en en traspasar la línea de meta, lo hizo en el puesto 2.339 y su crono fue de 1h26:41. La segunda fue Sonia Reyes, entró en el puesto 4.600, cubriendo los 20 kilómetros en un tiempo de 1h32:21 y la tercera de las féminas entró en el puesto 5.716 y fue Amaia Irastorza, su crono fue de 1h34:34.

Tras esta popular prueba unos ya posan la mirada en el maratón de Donostia, que se disputará en prácticamente dos semanas, el 27 de noviembre.

Otros ya van mirando un poco más lejos, posan su mirada en la San Silvestre beasaindarra.

Las calles de la villa, el bidegorri hacia Ormaiztegi, etcétera, desde las primeras horas del amanecer, a lo largo del día y al anochecer son testigos mudos de las numerosas personas haciendo running, preparando las próximas pruebas pedestres que están calendarizadas estos dos últimos meses del año 2016.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate