Diario Vasco
El míster.
El míster. / J. U.

Otra victoria del Segunda Nacional de basket

  • Los de Jon Lekuona se midieron al Padura, en Arrigorriaga, y aunque les «costó entrar» en el partido lograron un positivo tanteo (55-71)

El primer equipo del Arri-BKL, el de Segunda Nacional, afrontaba su primera salida lejos de casa, la que ahora le marca el hecho de disfrutar del nuevo estatus en categoría nacional. Los de Jon Lekuona, en un partido de domingo madrugador, se medían al Padura de Arrigorriaga, viejo lobo del basket de Euskadi reconvertido en un rival a temer.

Los beasaindarras, tras su primera victoria obtenida en casa, en la pista del Antzizar, jugaron los primeros minutos ante el Padura un tanto agarrotados, «como si estuvieramos con el freno de mano puesto» señalaba el míster.

La primera rotación sirvió para que los beasaindarras despertaran, viendo las cosas más claras en los momentos de ataque, consiguiendo cerrar la primera mitad con el electrónico a su favor (20-27).

En la reanudación continuaron en la misma tónica. En los primeros minutos de la segunda mitad «costaba entrar en el juego», pero fueron a más, creando momentos de «muy buen juego, aunque no fueron los más», a decir del míster. En el pitido final el marcador señalaba un 55-71 favorable al Arri- BKL.

Al margen del juego propiamente dicho, de este partido se sacaron consecuencias positivas, «especialmente los más jóvenes del equipo, a los que el partido sirvió para aprender ciertos aspectos de ese jugar fuera de casa», concluía el entrenador Jon Lekuona.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate