Diario Vasco

Martín García Garmendia (Autor del tomo 24 de 'Beasaingo Paperak'): «Encontramos fotos indéditas de la fábrica, así como de Beasain y de Ordizia, de gran valor»

Frente a CAF. Martín García frente a un pabellón.
Frente a CAF. Martín García frente a un pabellón. / JUANTXO UNANUA
  • Garmendia es coautor, junto a Juanjo Olaizola Elordi, del libro 'La Fábrica de Vagones (1901-1925) y su influencia en Beasain y Villafranca

El próximo martes (19.00) se presentará en el Palacio de Igartza el tomo 24 de la colección 'Beasaingo Paperak', que va ligado directamente a CAF o, mejor dicho a la 'fábrica grande'. Lleva por título 'La Fábrica de Vagones (1901-1925) y su influencia en Beasain y Villafranca'. Sus autores son dos. Uno es Juanjo Olaizola Elordi (director del Museo del Ferrocarril de Azpeitia) quien se ha responsabilizado de plasmar el apartado de la fábrica. El otro, el beasaindarra Martín García, habla de la influencia de dicha empresa en la evolución de los dos municipios, así como respecto a los antiguos oficios que se ejercían en la antigua Fábrica de Vagones.

-Un nuevo aporte suyo, en este caso compartido con Juanjo Olaizola, llega a la colección 'Beasaingo Paperak', ligado a CAF o mejor dicho a la Fábrica de Vagones.

-Hemos querido titularlo así, 'Fábrica de Vagones', pues fue la demolición de la Maquinista Guipuzcoana, plasmada en las fotografías del libro, lo que dio paso a la nueva 'Sociedad Española de Construcciones Metálicas' (S. E. C. M.) en Beasain.

-Entonces en el periodo al que se ciñe su libro todavía le restaban años para constituirse como CAF...

-La S. E. C. M. o Fábrica de Vagones de Beasain se constituyó legalmente en 1901 y así funcionó hasta 1917, fecha en que por problemas legales con la República Francesa, dicha S. E. C. M. decidió alquilar la sociedad entera con sus talleres e instalaciones, a una nueva empresa denominada Compañía Auxiliar de Ferrocarriles (CAF). Esta empresa estuvo arrendada desde 1917 hasta 1925, fecha en que esa nueva sociedad, CAF, adquirió la empresa a los accionistas anteriores.

-La nueva publicación acoge un gran y novedoso aporte gráfico...

-Es un hallazgo aparecido de forma involuntaria, a la manera que apareció en su día la famosa maleta con fotografías inéditas de la guerra del gran fotógrafo de guerra Robert Capa. En una gestión que hicimos miembros de Lemniskata en el Museo del Ferrocarril de Azpeitia, su director, Juanjo Olaizola (coautor del libro), nos enseñó una serie de álbumes de fotografías en donde aparecían instalaciones de la vieja 'Maquinista Guipuzcoana' en demolición, y una serie de fotografías antiguas de Beasain y Villafranca. Al verlas, observamos con perplejidad que eran inéditas para la historia de ambos municipios y de la Fábrica de Vagones. Son más de un centenar de fotografías que hemos denominado 'Legado fotográfico de Pablo Weber', el ingeniero alemán que tuvo la sensibilidad de captarlas con una determinada cadencia de espacios y tiempos hasta que salió de la fábrica. Ese legado es el eje del nuevo libro.

-¿De cuántas páginas y fotografías consta el libro? ¿Cuál puede ser la fotografía de mayor interés?

-El libro consta de 551 páginas con 146 fotografías de esa primera época que comprende los años 1901-25. Son varias las fotografías que han calado en mi manera de ver las cosas como fotógrafo aficionado desde hace 58 años. Entre ellas, la demolición de la antigua 'Maquinista Guipuzcoana' con sus instalaciones, las lavanderas de ropa en el río Oria de entonces; el grave accidente ferroviario en la zona de Buztuntza de Ordizia en 1903 o el estado del histórico Palacio de Zabala. Todas ellas son imágenes históricas y magníficas, más bien un verdadero tratado de etnografía. También, la casa 'Iturrondo', de Beasain, cuando todavía era la última de la zona denominada como 'casas de la calle' hasta la Portería recién construida. Todas se erigen en magníficos documentos gráficos.

-Y, el relato, ¿cómo es?

-El relato creemos que es el adecuado viendo la cadencia y temática de las imágenes: reflejar y cuantificar la evolución de Beasain y Ordizia tras la implantación en su día de unas 'grandiosas instalaciones' de la Fábrica de Vagones, tal y como refería Don Serapio Múgica, en su 'Geografía Descriptiva de Guipúzcoa'. Está escrito con ayuda de las actas municipales de las sesiones ordinarias de Beasain y Ordizia, durante los años 1901 a 1925 (unas 1.200 actas en cada municipio dado que se celebraban semanalmente). La cuantificación de esa evolución o modernización se ha efectuado siguiendo y ahondando en las correspondientes matrículas industriales de Beasain y Ordizia.

-En el libro se nombra mucho a la 'Fábrica grande', término acuñado durante muchas décadas en Beasain y su comarca, que lleva adherido un sentimiento de pertenencia, de algo muy nuestro. ¿No está perdiendo fuelle?

-Es muy posible que se esté perdiendo un poco ese término; hay que darse cuenta que durante un siglo transcurrido y con la globalización actual, se ha creado un tejido industrial muy importante en Beasain y comarca, de tal manera que han surgido muchas empresas que en su producto también son punteras en este mercado actual globalizado, tales como Irizar, Orkli, Ampo, la actual Indar, Fundiciones del Estanda, Lau Lagun, etcétera. Aunque de todas formas para Beasain y comarca la 'Fábrica Grande' siempre seguirá siendo de alguna manera la raíz y el embrión de todas ellas.

-¿Cómo ve de salud la Colección 'Beasaingo Paperak', joya de la historia de Beasain?

-La colección 'Beasaingo Paperak', en mi opinión goza de buena salud y con cuerda para seguir recordando la rica historia de Beasain en distintos temas. Aunque, tal vez, sea ahora el momento de abarcar también un círculo más amplio en cuanto a la historia de la comarca. Igualmente, este libro que vamos a presentar el martes marca precisamente esa tendencia con la impagable ayuda de ese legado fotográfico del ingeniero alemán Pablo Weber empleado de la fábrica de vagones desde 1903.

-¿Cuántos libros de esta colección han sido escritos por Ud.?

-Mis publicaciones son 'Beasain 1900-200, cien años de historia en imágenes'; 'Beasain una ventana al pasado'; 'Beasain 1862, por los caminos del tren'; 'El casco urbano en Beasain y su evolución'; el que se presenta el martes, y para el año 2018 tengo comprometido el tomo 26: 'Apuntes de montaña de una época (1920-1970)'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate