Diario Vasco
El maisu-dantza. Xabier Sarriegi el pasado sábado.
El maisu-dantza. Xabier Sarriegi el pasado sábado. / XABIZELATA

Xabier Sarriegi: «La preparación de los dantzari txikiak queda en buenas manos»

  • Xabier Sarriegi Olano 'Pasatxo', Maisu dantza de la Ezpata dantza de Loinaz y de la Sokadantza infantil, Durante 42 años ha sido el preparador de los dantzari txikiak de los Loinaces

El pasado sábado , en el marco de la fiesta anual de la Cofradía de Dantzaris de Igartza, el maisu-dantza, Xabier Sarriegi Olano 'Pasatxo', fue nombrado 'Cofrade Honorario' de la misma. Todo un reconocimiento a una labor, en pro de la danza y cultura en el municipio, materializada a lo largo de más de cuatro décadas.

Durante 42 años, Xabier ha preparado a cientos de peques de edades entre 4 y 12 años para bailar la Ezpata-dantza de San Martín de Loinaz, del lunes de fiestas, o los bailes de la Sokadantza infantil del martes de Loinaces.

¿Cuántos años ha sido maisu-dan-tza de la Ezpata dantza y de los bailes de la Sokadantza infantil?

Ni más ni menos que 42. Empecé con 14 años ayudando a los hermanos Xanti y Ricardo Lasa y a Asensio Garro que cogieron el testigo dejado por mi aita en 1969. Después cogí yo la responsabilidad total y estos últimos años he contado con ayuda de dantzaris de Aurtzaka como Nerea Sarriegi, Izaskun Salazar o Mikel Sarriegi y también de mi hijo Joseba.

¿Usted también fue dantzari txiki?

Claro, estuve bailando desde los 5 a los 12 años, acabando como aurresku en la Ezpata dantza y en la Sokadantza.

¿Hoy día, esta tradición goza de buena salud? ¿Los peques y jóvenes acuden a la llamada anual?

Ahora sí. Estos últimos años en la soka dantza del martes están saliendo entre 25 y 35 dantzaris. Hubo años que justo se superaba la veintena. Pero de unos años a esta parte, por ahora todo parece indicar que la cifra de los dantzaris está asentada. De éstos, 15 más el aurresku, son los que bailan la Ezpata danza de San Martín de Loinaz, del lunes de Loinaces.

¿Cuándo realizan los ensayos?

Los ensayos, anualmente, arrancan tres semanas antes de Semana Santa, intensificándolos el último mes, previo a los Loinaces. Realizamos la llamada a través de la prensa y en caso de que la misma no sea muy exitosa, acudimos al departamento de Cultura pidiéndoles que envíen una carta a los colegios avisando de que los ensayos de los dan-tzari txikiak empezaban, ha sido un método muy efectivo.

Usted deja esta responsabilidad y ¿quién recoge el testigo?

Ya hace un par de años tenté al grupo de danzas Aurtzaka para que fueran ellos los que recogieran el testigo y así fue, y entre Nerea Sarriegi, Izaskun Salazar, Mikel Sarriegi y yo realizamos esa labor y este último año nos ayudó también mi hijo Joseba. No habrá problema.

Después de tantos años le dará pena dejar de ser maisu dantza de los peques beasaindarras...

Por supuesto que me da pena, pero ya son muchos años con esta responsabilidad, y el espíritu y la ilusión han podido ir apagándose algo... pero sé que queda en buenas manos.

Estará contento con el nombramiento de Cofrade de honor...

Fue una gozada, estoy contentísimo, muy ufano, y muy agradecido con el nombramiento. Fue un acto muy emotivo del que por supuesto estoy muy agradecido.