Diario Vasco

Los espadas, protagonistas en Igartza

El desfile. Los dantzaris desfilaron desde la Plaza San Martín de Loinaz hasta el Conjunto Monumental de Igartza.
El desfile. Los dantzaris desfilaron desde la Plaza San Martín de Loinaz hasta el Conjunto Monumental de Igartza. / FOTOS JUANTXO UNANUA Y XABIZELATA
  • Cerca de un centenar de dantzaris bailaron en torno al Conjunto Monumental la ezpatadantza creada al fundarse la Cofradía

  • La Cofradía de Dantzaris celebró su fiesta anual, que retornó en parte a sus orígenes de hace 10 años

Fue una fiesta brillante. Motivos había, ya que celebraban su décimo aniversario. Las espadas desprendían un lustre especial y la extraordinaria jornada meteorológica que se alió con la fiesta, prestó al acto una luz y colorio especiales. Era el día de la Cofradía de los Dantzaris de Igartza y fue celebrada por cerca de un centenar de dantzaris de ambos sexos, ataviados con la vestimenta similar a la utilizada por los dantzaris de la villa hace dos siglos. Unos con calzón blanco y otros negro, y todos con alpargatas con cinta roja, camisa blanca, media blanca y pañuelo rojo anudado a la cabeza, portando el distintivo de la Cofradía.

Cuando el reloj que pende de la torre de la Casa Consistorial marcó las 12 campanadas del mediodía y acto seguido empezó a sonar la melodía del 'Maritxu nora zoaz', el zaldiko arrancó con el primer baile. Al son del popular canto, recogieron la bandera de la villa de las manos de la edil Leire Artola e iniciaron el recorrido hacia el Conjunto Monumental. Fue un bello y colorista recorrido el desfile (segizioa) realizado por los bailarines, con continuas evoluciones unidos entre sí mediante largas espadas. En el conjunto monumental de Igartza les esperaban cientos de personas apostadas en torno al mismo.

En Igartza, ubicados a uno y otro lado del río y con el puente como nexo se inició la actuación de todos ellos. Se bailó la ezpatadantza de Loinaz y la creada para la ocasión hace ahora un decenio, además del 'Uztaidantza', 'Brokel dantza',y la'Makil handi dantza'. A través de una base formada por las espadas, en el mismo puente Mikel Sarriegi ondeó la enseña de Igartza.

Retomando los inicios de esta fiesta, se escenificó el acto de toma de posesión de sus edificios por parte del señor de Igartza,.

Cada una de las actuaciones fue muy aplaudida por parte de los cientos de personas que allí se dieron cita.

Cofrade de honor

Tras la foto de familia llegó la comida en el patio del palacio, unas alubias con sus sacramentos preparadas por el chef Roberto Ruiz. En el acto, Xabier Sarriegi 'Pasatxo' fue nombrado Cofrade de Honor por sus más de 40 años como maisu dantza y cerca de una cuarentena de dan-tzaris que durante este decenio han sido fieles a la fiesta recibieron una cinta distintiva. La romería con Errebal cerró la fiesta de la Cofradía de Dantzaris de Igartza.