Diario Vasco

La fiesta, en el mejor de los ambientes

Los ganadores da XII edición de la carrera de montaña a Agorta.
Los ganadores da XII edición de la carrera de montaña a Agorta.
  • Usurbe celebró la XXXVII edición de sus festejos con cientos de personas

Un año más la meteorología contribuyó al esplendor de la fiesta celebrada en Beasainmendi, en los marcos de la cima de Usurbe y en Agorta. El domingo Beasainmendi vivía y disfrutaba de la XXXVII edición de su fiesta, no solo Beasainmendi sino también los cientos de personas que se dieron cita en ese entorno, gentes venidas de Beasain, el Goierri, Tolosaldea y hasta de la capital donostiarra y alrededores.

Beasainmendi volvió a dejar el pabellón alto, llevan 36 años celebrando esta fiesta que de alguna manera recogió el testigo dejado por las afamadas romerías a Murumendi de los años 50 del siglo pasado.

A primera hora de la mañana del domingo (08.00) se lanzaron los primeros cohetes anunciadores de la fiesta cuyo estruendo llegó hasta el casco urbano beasaindarra. La misa en la cima de Usurbe fue celebrada por el párroco Javier Txurriuka, acompañado del sacramentino José Agustín Odriozola, hijo del barrio y del caserió Basarte goikoa.

Carrera y homenajes

La carrera arrancaba de manera puntual con 54 corredores en línea de salida para afrontar los 4,7 kilómeto de dura subida. La llegada de los últimos corredores se fundía con los primeros compases de la trikitixa y entretanto en el bar no cabía un alfiler, trabajando a tope al igual que en la cocina del recinto.

No faltaron los bertsos inciales, y llegó la hora de los homenajes en recuerdo a Jokin Leunda y el dedicado a los baserritarras de Salete Juanjo Lasa y Enkarni Arrieta.

La sesión de herri kirolak llegó antes de la comida con el desafío de aizkoras y harrijasotzailes frente a unas piedras de gran irregularidad que lograron dominar en cada levantada.

El comedor de Agorta, a tope, dio buena cuenta de un exquisito menú, cerrándose la fiesta con la animada romería amenizada por Mikel y Laja.