Basagain cuenta su historia

Los tres nuevos paneles ofrecen información añadida a los visitantes, con recreaciones virtuales en los que se ve cómo sería Basagain. /  NUÑEZ
Los tres nuevos paneles ofrecen información añadida a los visitantes, con recreaciones virtuales en los que se ve cómo sería Basagain. / NUÑEZ

El poblado de la Edad del Hierro de Anoeta cuenta desde el mes pasado con nuevas instalaciones para dar a conocer su historia a los visitantes

NUÑEZ ANOETA.

El poblado de la Edad del Hierro de Anoeta, en el monte Basagain, cuenta desde el mes pasado con nuevas instalaciones para dar a conocer su historia a los visitantes que se acercan. Hace varios años el Ayuntamiento de Anoeta ya realizó un recorrido, partiendo desde la plaza, en el que mediante diversos paneles se explicaba la historia del poblado y cómo vivían hace unos 2.500 años.

Todos los años en el mes de septiembre un equipo de arqueólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dirigidos por Xabier Peñalver, realiza excavaciones en el poblado. Ya se han encontrado varios objetos valiosos para contar la historia de la Edad del Hierro en Gipuzkoa como un molino, parte de una reja de arado, cerámica y mineral de hierro, así como una fíbula, que se utilizaba para sujetar las prendas.

Desde hace algunos años había paneles explicativos tanto en la plaza de Anoeta como en Basagain en los que se describe cómo vivían, lo que comían, así como la agricultura, la caza y la economía de la época. Ahora el recorrido se ha completado con cuatro señales indicativas en los cruces desde Anoeta hasta llegar a Basagain y tres nuevos paneles junto al poblado, uno al lado de la muralla y otros dos en la parte superior, junto a los que se han instalado un banco de descanso.

Asimismo, para facilitar el recorrido se ha habilitado un camino asfaltado con gravilla que recorre el poblado para afianzar el terreno y facilitar el paso de los visitantes. Los trabajos se enmarcan dentro de un proyecto Departamento de Cultura de Gobierno Vasco para acondicionar la zona y hacerlo visitable.

Los tres nuevos paneles ofrecen información añadida a los visitantes, ya que proporcionan recreaciones virtuales en los que se ve cómo sería Basagain.

En el primero se ofrece una vista de cómo era la muralla que se ha podido rescatar hasta el momento, en la que también han incluido la empalizada de madera que tendría. En el segundo, en la zona superior junto al haya, se recrea la zona de viviendas y las estelas que han aparecido hasta el momento. El tercero está en el lado sur, «donde se abre el valle y se ven las vistas. Es una recreación de la panorámica de los montes, desde el pueblo de Anoeta y Uzturre hasta la zona de Sarasola, para explicar el control espacial que tenían del entorno», explica Xabier Peñalver, que ya está preparando la próxima campaña de septiembre.

Tala de árboles

Hace dos campañas bajo parte de la muralla de la terraza Este donde tienen la excavación principal encontraron una pasarela de piedra. En un principio pensaron «que era un saliente desde donde los habitantes podían pasear para vigilar el entorno, pero hemos continuado excavando y hemos visto que es otra muralla, anterior a la que conocíamos. La superior la cruza por encima hasta que las dos se unen. Esto encaja con los dos niveles de ocupación», explicó Peñalver. Según sus cálculos, la muralla más antigua puede datarse alrededor del año 200 antes de nuestra era, y la más reciente del año 100 después de nuestra era.

La muralla que rodeaba todo Basagain, de 2,8 hectáreas, está en malas condiciones aunque todavía es visible en varios puntos. Los bosques que rodean el poblado han hecho que los árboles crezcan sobre el y las raíces han reventado la estructura. «Todo el poblado ya era propiedad municipal, pero ahora el Ayuntamiento ha comprado diez metros más de terreno. Una parte de los árboles se han talado para mejorar la visibilidad, y el resto se talarán progresivamente. En invierno ha llovido mucho y ello ha dificultado el trabajo», indica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos