El Ayuntamiento rechaza el anteproyecto de reordenación del servicio de autobuses

En su exposición la primera edil detalló los puntos principales del actual desacuerdo con el plan foral. /
En su exposición la primera edil detalló los puntos principales del actual desacuerdo con el plan foral.

La alcaldesa Maite Izagirre compareció en las Juntas Generales de Gipuzkoa para exponer la posición del consistorio

IMANOL ARRATIBEL AMASA-VILLABONA.

La alcaldesa Maite Izagirre (PNV) compareció el pasado viernes en la comisión de Movilidad y Ordenación del Territorio de las Juntas Generales de Gipuzkoa, para exponer «el rechazo del Ayuntamiento de Amasa-Villabona al anteproyecto de reordenación del servicio de autobuses de Lurraldebus», presentado por la Diputación Foral de Gipuzkoa.

En su intervención, manifestó su firme convicción de que todas las instituciones buscan el objetivo de promover el transporte público y, en este sentido, tendió la mano a la diputada de Movilidad Marisol Garmendia para tratar de lograr un satisfactorio y amplio acuerdo en esta materia: «Cuando asumí el puesto de alcalde, subrayé que la negociación y el acuerdo iban a ser los pilares de mi acción de gobierno; en este tema también creo que podemos llegar a un buen acuerdo», indicó.

En su amplia exposición, detalló los puntos principales del actual desacuerdo con el plan foral: por una parte, criticó la disminución de frecuencias en las líneas de paradas en todos los municipios, ya que, por ejemplo, perjudica seriamente la conexión con el municipio de Lasarte-Oria al no existir en Villabona y alrededores, ninguna otra alternativa de enlace en transporte público con esta localidad tan importante.

Desacuerdo con la reducción

En segundo lugar, mostró su desacuerdo con la reducción de las frecuencias del servicio de autobuses semidirectos Tolosa-Villabona-Donostia, servicio este que cuenta con un alto grado de aceptación entre los usuarios. Además, el anteproyecto foral elimina en esta línea la parada situada a la altura de la Facultad de Magisterio en Donostia con lo que el perjuicio para el colectivo estudiantil, un colectivo con enormes dificultades económicas, en su conexión con el campus universitario de Gipuzkoa no se puede obviar. En tercer lugar, y por motivos obvios, pidió que no decreciera el servicio al complejo hospitalario de Donostia y, en última instancia, instó a la Diputación a la no eliminación de la parada de Resa Guipuzcoana «que presta un servicio indudable a un grupo de vecinos de caseríos que tienen en esta parada su conexión natural con los distintos núcleos urbanos».

Para finalizar pidió a la Diputación Foral «desde la leal colaboración institucional», la celebración de una reunión entre el Ayuntamiento y el departamento que dirige Marisol Garmendia así como el realizar los esfuerzos necesarios para lograr un acuerdo satisfactorio para todas las partes.

Los grupos junteros PNV y EH Bildu mostraron su sintonía con los planteamientos de Maite Izagirre y el juntero del PSE Julio Astudillo mostró su satisfacción por la llamada al diálogo y a la colaboración interinstitucional de la alcaldesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos