Diario Vasco

El equipo juvenil lazkaotarra suma y sigue

  • Nueva victoria del juvenil lazkaotarra, en esta ocasión ante el Aizkorri por 2-0. Es la décima que logran en los últimos once partidos

El Lazkao se impuso al Aizkorri en Arizti Haundi por dos goles a cero. Tras una primera parte tediosa, con muchas imprecisiones por ambos bandos, se llegó al descanso con ventaja lazkaotarra en el marcador, 1-0; aunque los locales, a pesar de no realizar un gran juego, tuvieran tres claras ocasiones de gol en los primeros 45 minutos. La primera de ellas fue un penalti, que a pesar de ser bien lanzado por Ibai despejó a córner, en gran estirada, el meta segurarra. Al poco tiempo, un gran centro de Jaime era bien rematado de cabeza por Ibai, pero el balón no encontraba puerta por milímetros. Finalmente, a la tercera fue la vencida. Un lanzamiento de falta de Iñigo Lasa fue despejado por el meta visitante e Issam, en estado de gracia últimamente, cazó el despeje y, de fuerte tiro, abrió el marcador para los locales.

La segunda parte quedó mediatizada por la temprana (minuto 7) autoexpulsión de un jugador visitante. A partir de ese momento, los lazkaotarras lo tuvieron mucho más fácil para asomarse a la portería rival, mientras el Aizkorri no lograba crear ningún peligro. Así llegaron unas cuantas oportunidades, aunque solo una de las mismas acabó en la red. Una internada de Víctor por banda derecha culminó en un centro al área, donde Ibai, siempre en boca de gol, recogió el balón y, tras deshacerse habilmente de dos defensores, logró alojar el esferico en el arco rival.

La semana que viene visitará Arizti el tercer clasificado del grupo, el Beasain, en un duelo que promete.

Equipos de categoría cadete

El cadete de Honor, que sigue en estado de gracia, logró su quinta victoria consecutiva, 2-1, ante un Ordizia que demostró su condición de tercer clasificado. Buen comienzo de los locales, que en jugada bien trenzada entre Beñat Aragón y Josu Lazkanoiturburu lograron, por medio de Josu, adelantarse en el marcador; aunque ambos equipos, bien pertrechados en defensa, anulaban cualquier atisbo de peligro en las dos áreas.

A poco de comenzar la segunda parte, llegó la jugada 'curiosa', por llamarla de alguna manera, del partido. El portero ordiziarra no blocó un tiro lazkaotarra e Iván Pajares, atento al rechace, marcó el segundo gol para los locales. El árbitro indicó el centro del campo, validando el gol, pero tras atender al portero visitante que quedaba dañado en esta jugada y de repente, por arte de birlibirloque, acabó anulando el gol ante el estupor de toda la grada.

A partir de ese momento, los beneficiados por el dislate arbitral adelantaron líneas y comenzaron a crear peligro en la puerta lazkaotarra. En esta fase del partido el árbitro cosió a faltas a los locales; faltas que lanzadas magistralmente por el 10 ordiziarra crearon mucho peligro. Los ordiziarras recibieron finalmente la recompensa a su dominio logrando el gol del empate y, no conformes con esto, se lanzaron en pos de la victoria.

Pero los jugadores lazkaotarras, que no se resignaron a su suerte, sacaron fuerzas de flaqueza y en tiempo de descuento, en una falta magistralmente lanzada por Josu, Unax Arnaz emergió entre la maraña de jugadores de ambos equipos y conectó un certero cabezazo que dio la victoria a los anfitriones y desató la euforia entre la hinchada local. Reseñar el ambiente de camaraderia que se vivió entre ambas aficiones, en un Arizti abarrotado de gente.

Justa victoria del cadete de Primera, también ante el Ordizia. Primera parte de alternancia de oportunidades para ambas escuadras, sin que nadie acertase con la meta rival. En la reanudación, un tempranero gol de los lazkaotarras acabó con la resistencia ordiziarra. Posteriormente las ocasiones fueron cayendo del lado lazkaotarra sin que los visitantes pudieran hacer nada para atajarlas. Dos nuevos goles, dejaron el marcador en un contundente 3-0 para los chicos de Zigor Telleria.

Otros resultados

Buen comienzo de partido de los chicos del infantil de Honor, con tres oportunidades claras, aunque fueron los locales los que abrieron el marcador. A partir del 1-0, los jugadores del Euskalduna no encontraron gran oposición y, a pesar de tener los lazkaotarras buenas ocasiones de marcar, tres nuevos goles andoaindarras dejaron el marcador en un 4-1 que no ofrece discusión sobre los méritos contraídos por unos y otros.

El infantil txiki cayó ante el Hondarribi por seis goles a cero y el equipo de categoría alevín logró la victoria en un partido con muchos goles. Se impuso al Billabona 8-4.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate