Diario Vasco

Carlos Valverde (Nuevo notario de Segura): «Los notarios ofrecemos servicios que mucha gente no conoce»

Carlos Valverde, nuevo notario de Segura.
Carlos Valverde, nuevo notario de Segura. / A. E.

El nuevo notario titular de Segura es segoviano, Carlos Valverde. Lleva pocas semanas en el municipio y quiere acercarse a los vecinos de Segura y de la comarca para ofrecer una buena prestación de servicios.

-De Segovia a Segura, ¿cómo está siendo el aterrizaje en la notaría y en el municipio?

-Muy bueno. Estoy conociendo a mucha gente y de momento estoy muy contento. Cuando me notificaron el destino, en julio, vine a instalarme, a conocer el pueblo y los alrededores. También empecé a aprender euskera. Me parecía de respeto aprender el idioma de aquí o por lo menos intentarlo. Me he informado también que Segura en su día fue una de los municipios más importantes de Gipuzkoa. En el plano notarial, tenía hasta 12 escribanos. El paso del tiempo y la llegada del ferrocarril hicieron que otros pueblos cercanos como Beasain, Zumarraga o Legazpi crecieran más. No obstante, Segura junto con otros municipios cercanos, albergan una buena población de hasta casi 5.000 habitantes. Por dicho motivo se mantiene la notaria.

-¿En los últimos años no ha habido notario titular en Segura?

-Así es. La notaria no tenía notario titular desde hace 4 años y medio. En ese tiempo ha estado atendida por los notarios sustitutos, generalmente de Azkoitia y Beasain. Evidentemente, al tener ellos una notaria en titularidad más grande, no podían estar todos los días en Segura por lo que el servicio se veía limitado y obligaba a los ciudadanos a desplazarse a otro lugar. Con mi llegada la cosa cambia porque estaré todos los días para atenderla. Estoy tratando de mover el tema y que se vuelva a saber de la notaría de Segura. Debido a la demarcación notarial, los municipios que trabajan con la notaria de Segura son Zegama, Zerain, Mutiloa, Ormaiztegi, Gabiria, Ezkio e Itsaso. Algunos ciudadanos de otras poblaciones que pertenecen al distrito de Tolosa como Idiazabal se acercan a Segura por cercanía, aunque todo esto se puede ver alterado por la libertad de elección del notario que tiene el ciudadano.

-¿Cuáles son los servicios que puede ofrecer una notaría?

-Para mí el trabajo más importante es ofrecer un servicio adecuado a la persona que nos viene, cualquiera que sea el acto que quiera realizar. En la notaria lo habitual son los testamentos, herencias, compra-ventas, las pólizas de los bancos a empresas o particulares y la constitución de sociedades. En Segura, al no haber gestorías, mi compañera Ane y yo también ofrecemos ese servicio al cliente. Las nuevas leyes del 2015 que nos han afectado son la nueva Ley de Derecho Civil Vasco y la Ley de Jurisdicción voluntaria. La primera ha modificado la legítima en las herencias, dando más protección a las parejas de hecho. La segunda ley, que entrará en vigor en junio, atribuye más funciones a los notarios para descargar los juzgados, como la reclamación de una deuda o los matrimonios, tanto el expediente como la celebración. Son una serie de servicios que mucha gente no conoce y sería interesante darlos a conocer.

-¿Son diferentes las notarías de los municipios pequeños y las ciudades?

-Se pueden diferenciar, pero en el caso de Segura no mucho, porque está zona es muy industrial y hay mucha actividad en la comarca. Siempre se ha comentado en las notarías que en los pueblos pequeños se hace el trabajo de notario de verdad, con un trato más personal. Se siguen los casos desde cero y al final sabes lo que de verdad quiere la persona. Esa es la ventaja que tenemos con los despachos de las ciudades.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate