Diario Vasco

«El reformado puente de Zubimusu aporta mayor seguridad al cauce del Oria»

La consejera Ana Oregi, Iñigo Ansola y otros técnicos, ayer en la visita al puente renovado.
La consejera Ana Oregi, Iñigo Ansola y otros técnicos, ayer en la visita al puente renovado. / DV
  • La consejera Ana Oregi y el director de URA visitaron ayer las obras realizadas en el puente renovado, que cuenta ahora con una anchura de 7,10 metros

La consejera Ana Oregi visitó ayer las obras que URA-GV han ejecutado en el entorno del puente de Zubimusu sobre el Oria en Villabona-Zizurkil, con el objetivo de incrementar la seguridad del entorno urbano ante las crecidas naturales y recurrentes del río. Oregi conoció 'in situ' junto al director de la URA-Agencia Vasca del Agua, Iñigo Ansola, las características del puente de Zubimusu que ya renovado cuenta con una anchura de 7,10 metros (ancho útil interior de 6,50 metros) donde convivirán el tránsito de bicicletas (bidegorri de 1,50 m), vehículos (3 m) y peatones (2 m), entre ambas márgenes del Oria.

Oregi comentó durante la visita que la actuación llevada a cabo «incrementa significativamente la capacidad de desagüe del puente para episodios de aguas altas ya que antes los caudales que circulan por el Oria se encontraban con un cuello de botella en Zubimusu generándose la elevación artificial de la lámina de agua en un entorno densamente poblado».

El puente nuevo parte del vano central del puente anterior: un arco de piedra catalogado por la dirección de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco que se ha consolidado. Posteriormente URA ha construido estructuras en los vanos laterales -apoyadas tanto en los estribos como en el vano central- que permiten caudales más voluminosos y aumentar así la seguridad ante las crecidas del Oria en episodios de aguas altas.

Según Oregi, «los trabajos han conseguido que el puente de Zubimusu conserve la mayor parte de la estructura original y que, al mismo tiempo, alcance la capacidad de desagüe necesaria ante el riesgo de inundación por avenidas extraordinarias».

Las obras de esta segunda fase han contemplado el ensanchamiento del cauce del Oria y la construcción de un nuevo muro de encauzamiento en la margen derecha del río, en el entorno del puente de Zubimusu además de la mejora del saneamiento de Amasa-Villabona ya que, aprovechando la actuación de ensanchamiento y mejora del muro de encauzamiento de la margen derecha, el 4 de febrero se puso en funcionamiento el colector que recoge ya las aguas residuales de 4.000 personas que se vertían al Oria y que ahora se derivan a la depuradora de Aduna de Gipuzkoako Urak. Con ello mejora la calidad fisicoquímica de las aguas, y de su estado ecológico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate