Diario Vasco

El División de Honor Juvenil del Lauburu cierra una primera vuelta notable

Los piparreros han conseguido cinco victorias por una única derrota.
Los piparreros han conseguido cinco victorias por una única derrota.
  • Nueva victoria fuera de casa por 4-6 frente al C.F.S. Castro urdiales

Acaba la primera vuelta en División de Honor Juvenil con una notable actuación de los chavales ibartarras, que a pesar de afrontar cuatro partidos fuera de casa y tan solo dos como locales, han conseguido cinco victorias y una única derrota que les aúpa al primer puesto de la clasificación, empatados a puntos con nuestros vecinos del Laskorain de Tolosa.

El partido del Lauburu Mahala en Castro arrancó como todos los de la primera vuelta de forma curiosa: corría el minuto 2 cuando Zuri cuajó un brillante partido en la villa costera, hizo el 0-1 en lo que sería a la postre el inicio de su tarde goleadora con cuatro dianas, convirtiéndose en el jugador del partido. Pero el histórico club cántabro no se desconectó por este contratiempo y trabajó con ahínco en busca del empate; los ibartarras, con una defensa en media pista en los minutos iniciales, se vieron obligados a subir la marca para contrarrestar la fluida circulación de los locales en ataque; a su vez, las ocasiones se repitieron para los piparreros ganando la espalda en múltiples ocasiones al conjunto castreño.

En el minuto 12 llegó el empate local, en un saque de banda con exquisita finalización de Iván, pero la respuesta por parte del Lauburu Mahala llegó con un nuevo gol de Zuri en un rápido contraataque a falta de 6 minutos, cerrando su cuenta de la primera mitad a falta de un minuto y medio para ir al descanso con 1-3 en el marcador, tras un robo de Arra en una contra local y rápida transición piparrera que recogió el rechace tras la primera finalización.

Tras el paso por vestuarios, los locales salieron más enchufados, buscando la portería defendida por Peña con determinación. El partido entró en una fase de toma y daca y tras un robo en una salida de presión piparrera, los locales marcaron el 2-3, volviendo de nuevo toda la emoción al marcador del Peru Zaballa.

El partido entró entonces en su fase más dura: los dos equipos presionando bien el balón, forzando múltiples errores, se encontraron con ocasiones en las dos porterías y un partido vistoso para el aficionado. Quedaban 11 minutos cuando tras una banda larga, los ibartarras metieron un balón al pívot, que recogió de nuevo Zuri y encaró a su rival de manera muy similar al primer gol y con idéntico resultado, que fue cuarto de la tarde para el de villabona, y de nuevo la renta de dos goles para los visitantes.

El Castro sufrió el golpe y los lauburutarras recuperaron el mando del partido, apretaron cada balón y fruto de esa presión llegó el 2-5 a falta de 8 minutos, un resultado que en ese momento dio la impresión de que podía dejar encarrilado el partido.

Dos errores por falta de entendimiento con el portero ibartarra provocaron el 3-5 y el 4-5 en poco más de dos minutos y con cinco todavía por terminar el partido, devolviendo a los locales toda la confianza y creando serias dudas en el joven equipo, que vio como había volado la trabajada renta que tenían hasta ese momento. Tocaba volver a empezar, Castro apostaba por el ataque de 5 tras unos minutos de tanteo, Lauburu Mahala elevó la presión al balón aprovechando que no había cometido ninguna falta hasta ese momento. Tras unos momentos de nerviosismo, llegó el 4-6 por medio de Arra, de un potentísimo disparo a la escuadra desde la banda, en una jugada con dos remates previos que podrían haber sido gol; restó un minuto exacto para el final y los locales lo intentaron con portero jugador compitiendo hasta la última décima.

Bonito choque que promete grandes partidos entre los dos clubes en próximos enfrentamientos, donde se verán las caras en tres ocasiones más por aquello de que se jugarán dos vueltas completas al calendario.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate