Diario Vasco

El división de honor juvenil del Lauburu gana el derbi en Belabieta por 6-2

  • Disputado partido ante una grada casi llena, que disfrutó con el juego de ambos equipos

El derbi de Tolosaldea, en la máxima categoría del fútbol sala nacional en juveniles, no defraudó a los más de 300 aficionados que asistieron en la tarde del sábado a Belabieta, donde se pudo ver en acción a muchas de las futuras promesas de la comarca en este deporte.

El partido comenzó con los dos equipos buscando la portería rival desde el primer instante, si bien, en este arranque del partido el equipo local circuló con más criterio y se aproximó al área de los tolosarras con mayor peligro que el ataque visitante. Josu abrió la lata a los cuatro minutos de un brillante recorte al borde del área y Zuri subió el 2-0 en el minuto 9 en una falta escorada desde 13 metros. Laskorain, desconcertado, no dio con la tecla para parar la avalancha y el 3-0 lo encajaron por medio de una falta que sacaron los ibartarras desde su propia pista, entre Zuri y Josu, firmando posiblemente los mejores 10 minutos de lo que va de liga.

Tiempo muerto por parte de Laskorain, para intentar reconducir el desaguisado y buscar la fórmula para engancharse a un partido que se les había puesto muy cuesta arriba, vuelta a la pista y los consejos empezaron a dar sus frutos. Laskorain ajustó la defensa, recuperó antes el balón y montó rápidas transiciones que solo la falta de puntería y el acierto de Peña bajo los tres palos no permitieron mover el electrónico hasta el descanso.

Tras visitar los vestuarios, poco cambió el decorado: los tolosarras buscando la portería piparrera y los ibartarras que no conseguían salir de presión con la solvencia de la primera parte, primero fallaron una contra la portería vacía y acto seguido, una buena defensa en presión forzó el error piparrero y Martín subió el 3-1 al electrónico.

El partido recuperó la emoción, también en el marcador; en el juego ya la tenía, entrando en una fase de toma y daca, con numerosas transiciones que beneficiaban más al equipo visitante. En una de ellas, el autor del gol tolosarra vio la segunda amarilla por obstruir el saque de meta de Peña, caro peaje para este tipo de acción, pero con el reglamento en la mano poco se puede alegar. Laskorain defendió los dos minutos en inferioridad, mientras que los locales no consiguieron aprovechar ese momento para aumentar la renta.

Cada balón se convirtió en una bella batalla, donde los duelos individuales marcaron el futuro del partido; era el minuto 14, cuando en una de esas muchas batallas, Axier recuperó el balón para asistir a Arra y éste, a su vez, entregó a Zuri dentro del área, donde el de Villabona no perdonó, con el 4-1, nuevo tiempo muerto visitante y sin dudarlo un segundo, ataque con portero jugador para intentar meterse de nuevo en el partido.

Paciencia en el ataque tolosarra y orden en la defensa piparrera, que no acertó a portería vacía en un par de robos, mientras que Laskorain sí lo hacía en el segundo rechace de uno de sus ataques subiendo el 4-2. Hubo entonces un tiempo muerto en pista para los ibartarras, con el objetivo de trasladar calma y ajustar un poquito más la defensa del 5x4 que ya estaba siendo correcta.

Peña blocó un balón, lanzó el contraataque por medio de Zuri que asistía a Asier y marcó el 5-2 a falta de 2:25 para al final, poniendo muy cuesta arriba la remontada para los tolosarras. A falta de 57 segundos, Zuri cerró el partido tras robar un balón en un saque de banda de Laskorain, que ya atacó con más corazón que cabeza ante la falta de tiempo para remontar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate