Diario Vasco

El juvenil de honor del Lauburu pierde en su salida a Torrelavega

En la segunda parte se torció todo para los ibartarras.
En la segunda parte se torció todo para los ibartarras. / M. A.
  • Primera derrota de la temporada en una fatal segunda parte

Llegó la primera derrota de la temporada para las jóvenes promesas ibartarras, una derrota merecida por la acumulación de errores, principalmente en el desarrollo de la segunda parte. El Lauburu desperdició una importante renta cosechada en la primera mitad, donde se fueron a los vestuarios con un marcador muy favorable de 1-4, con goles de Zuri, Colas, Huici y Arra.

El partido comenzó de cara

Muy felices se las prometieron los dirigidos por Juanan, marcando rápidamente por medio de Zuri el 0-1 a los 3 minutos, a los 6 Colas hacia el 0-2 de estrategia en la salida de un córner, y aunque el rival acortó distancias a falta de 9 minutos, Huici en el 12 y Arra en el 15 cerraron una correcta primera mitad, con una renta de tres goles.

En los vestuarios ya se advirtió de los recursos detectados en el rival, de la mala respuesta que se había tenido al 1-2, producto de un inicio de competición, donde no había aparecido ninguna adversidad en el marcador hasta ese momento.

Acciones desafortunadas

En el minuto 2 de la segunda parte los locales, hicieron el 2-4 en una acción individual mal defendida y que pilló por sorpresa al portero ibartarra, que reaccionó tarde al disparo: el equipo acusó de nuevo encajar un gol.

A pesar de la renta en el electrónico, le costó reaccionar y recuperar las buenas sensaciones, pero cuando mejor lo empezó a hacer, llegó la expulsión de Odei, por intentar dar una patada a un rival estando el balón en juego en otra zona de la pista. Discrepar de la interpretación arbitral de poco sirve, es cierto que no alcanza al jugador, es un gesto de rabia porque le retiene en el suelo sin dejarle sacar para lanzar el contraataque. El árbitro no lo apreció así, dejó seguir, el portero sacó y cuando el jugador se alejó lo suficiente, lanzó una patada al aire en señal de impotencia y protesta, ahora solo queda aprender del resultado de la acción para la próxima experiencia.

El equipo encajó en la inferioridad. Tras otro grave error defensivo, defendiendo el 4x3 es muy grave que el gol llegue por jugarse un 1x1 de último cuando se tiene la posesión, pero así ocurrió, y al igual que cuando encajaron el primer y el segundo gol, pero con el contrario a solo un gol del empate, la respuesta a la adversidad no fue la correcta y en poco más de dos minutos los locales remontaron el partido, se ponían 5-4, tiempo muerto visitante con 6 minutos por delante para reordenar las cabezas e intentar trasladar el mensaje de que la temporada empezaba realmente en ese momento, la gestión de esos 6 minutos tuvo más valor que los jugados hasta entonces en los cuatro partidos.

El equipo reaccionó a la propuesta, en la pizarra se dibujó el ataque con portero jugador, conscientes de que no se había trabajado lo suficiente, pero convencidos de que era el mejor camino para contrarrestar ese momento.

No se consiguió empatar, a pesar de que hubiese ocasiones para ello. No encajar en esos cinco minutos largos de reloj parado intentando buscar el empate, para después ir a por la victoria, también tiene su mérito; ese sería el pequeño premio que se traía el equipo de Torrelavega, vacío de puntos pero repleto de experiencias para mejorar en un futuro.

Victoria del Lauburu Aldaz

El Lauburu Aldaz Klinika, de Primera territorial, obtuvo la segunda victoria de la temporada a domicilio, al ganar 2-4 al Power Rangers de Oiartzun. Poco a poco los de Txubel van levantando el vuelo y se sitúan en la zona templada de la clasificación.El equipo cadete debutó con victoria por 4-0 ante el Inter Fachadas Gipuzkoa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate