Diario Vasco

Chapel Gorri califica de éxito la segunda edición de la Klasika Marino Lejarreta

A falta de cerrar el balance económico de esta segunda edición de la Klasika Marino Lejarreta, la sociedad Chapel Gorri ofrece un prime r y satisfactorio balance de la cita txirrindulari, que califica de éxito. Concurrieron 335 ciclistas de lo cuales 70 eran exprofesionales y dos en activo. Todos encantados porque no existe una cita que les reúna. Para muchos representó, después de mucho tiempo, un maravilloso reencuentro.

Deportivamente todo transcurrió, nunca mejor dicho, sobre ruedas. Contra reloj testigo de que la mayoría de los dorsales estaban muy en forma. Dado que el recorrido no era el mismo que el año pasado (33 km.) puesto que desaparecía del perfil de etapa la subida a Gaintza, es decir quedaba reducido a 31,7 km. y una ascensión menos, los especialistas convenían que para equiparar con el triunfo de Laiseca de la primera edición, esta vez, el ganador debía completar la vuelta en menos de 48 minutos, como así lo hizo el Seto Team, y los cuatro equipo que le siguieron. El quinto, precisamente el que representaba a la sociedad ordiziarra Boxing, que vistió una reproducción del maillot del equipo de la entidad de la calle Filipinas de la década de los 50 de la pasada centuria.

No hubo el menor percance y tanto el equipo médico como las ambulancias disfrutaron de una otoñal y luminosa mañana en ruta.

Perfecta la organización, que mantuvo los mismos parámetros que con la Prueba Villafranca. Sensacional ambiente en el encuentro a la mesa en el frontón. Parabienes, ánimos y felicitaciones. Y a poco que cuadren las cuentas, a por la tercera edición.

Baloncesto

La cantera del baloncesto local continúa con su puesta a punto y preparación cara al inminente comienzo del campeonato de liga. Mientras ese inicio llega, toca testar la situación y momento del equipo, circunstancia que le llevaba al infantil femenino 'haundi' a medir su estado de forma ante el Beasain, escuadra frente a la que las chicas de Brais jugaron un buen partido, en líneas generales, para acabar dominando el encuentro con un marcador final de 35-41, casillero que se antoja corto para los merecimientos de uno y otro equipo.

Las urdiñas llevaron a cabo un encuentro serio, ordenado y con buenas transiciones defensa-ataque, que no terminaban de cuajar. Algunos despistes en defensa y el hecho de errar en ocasiones canastas fáciles hicieron que la ventaja no fuera mayor.

Encuentro amistoso a su vez, en categoría infantil femenina de rendimiento. El Ordizia, con todas ellas, chicas del primer año infantil, se situaba frente a frente ante el Beasain con chicas de segundo año. El encuentro prometía ser disputado y la entrega de ambos conjuntos superó con creces las expectativas. Les costó un poco entrar en el juego a las chicas de Mendiluze y Villar.

El despliegue físico de las beasaindarras representaba una de sus bazas para desarbolar el juego, más técnico, que ofrecían las urdiñas y que al fin y la postre dio la victoria justa a las del txoko. Las ordiziarras plantaron cara a la mayor envergadura física sin arrugarse, no se dejaron intimidar y jugaron rápido, con muy buen dominio técnico de las distintas alternativas del encuentro, con una alta concentración y buscando situaciones de superioridad para atacar la canasta contraria y encestar. Si a esto añadimos la buena defensa que consiguió dejar el casillero beasaindarra a cero en el tercer cuarto, la victoria estaba servida; Ordizia 43-Beasain 16.

Fútbol

El Primera juvenil perdía 8-1 en Alegia contra el Aralar Intxurre. No es que los de Borja se les haya olvidado jugar a fútbol lo que ocurre es que extrañaron un campo único en Gipuzkoa y se fueron al descanso con una manita. En la continuación, los txintxarris les hicieron un ocho y casi al final, Gajardo marcaba el 8-1.

El cadete de Honor perdía la imbatibilidad en Aretxabaleta al salir derrotado por 2-1, goles anfitriones marcados en fuera de juego. Azkunaga marcó para los del txoko en un córner directo.

El cadete de Honor femenino encajaba un 4-0 en su visita al Urola. A la escuadra urdiña le toca seguir trabajando para ir conjuntando jugadoras y líneas, es decir, para ir formando un sólido equipo.

El Primera cadete vencía 2-1 en Lazkao. Los lazkaotarras plantaron cara a los ordiziarras en los primeros 4 minutos. En la continuación, los de Larra salieron fuertes y pronto se colocaron 2-0 (Lozano), los lazkaotarras respondieron con el 2-1 y ya no hubo tiempo para más. El infantil Txiki, como anticipábamos afrontaba una buena piedra de toque en Beasain. Los de Zoilo se fueron al descanso con el 0-0 pero en la continuación los vagoneros, bien plantados en el campo, anotaron dos goles; 2-0.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate