Diario Vasco

Zizurkil celebra su feria especial

Artesanos del vidrio exhibieron sus habilidades en vivo.
Artesanos del vidrio exhibieron sus habilidades en vivo. / ARRATIBEL
  • Las baserritarras y los artesanos fueron, un año más, protagonistas de la jornada

  • Hubo variedad de productos de temporada y demostraciones de vidrio, cerámica y hierro reciclado en el frontón Intxaur

Zizurkil arriba vivió y disfrutó ayer, con un espléndido tiempo, de una jornada especial. Por decimonovena vez consecutiva tuvo lugar la feria especial, que este año reunió en la zona alta del municipio una amplia variedad de puestos de artesanía, productos del caserío y comestibles.

Numerosos visitantes degustaron y adquirieron variados artículos alimenticios de calidad, sobre todo, realizados por los baserritarras locales, alrededor de cinco, de frutas y hortalizas. No faltaron los puestos de productos naturales (lechuga, puerros, cebollas, pimientos, babarrunas, setas, quesos, manzanas de varias clases)... Así como los comestibles (chocolates, miel, embutidos, pan, paté, pastas, pimientos...), unos 18, en la calle Teodoro Hernandorena, y de artesanía (talla de madera, de piedra, patchwork, cerámica, pelotas, forja, cristalería, pintura, grabados, telas...), unos 23 (4 de Zizurkil), ubicados en el interior del frontón Intxaur, destacando en el centro el puesto de material 100 % reciclado con Paleike (Ainhoa Mujika e Idoia Elosegi ) de Errenteria.

Además, hubo en vivo trabajos realizados en vidrio (Argia Badago), hierro reciclado (Axun Jauregi), cerámica (Vicente Alcaide), pintura (Darío Arteta)... y la preparación de una cazuela de caracoles (Irusta Barraskiloak). También se presentó la actualización de los valles y toponimia de Zizurkil a cargo de Joxin Azkue, miembro de Hernandorena Kultur elkartea. Y los alumnos de los centros escolares Pedro María Otaño y San Millán también colocaron expositores para vender las verduras de sus pequeñas huertas y variedad de pintxos así como alumnos de DBH 4 del Instituto Erniobea con la venta de camisetas, bombones y el de talos, a favor de la comunidad salvadoreña de Segundo Montes (a favor de la escuela Henry Ortiz y del barrio 'El Barrial') que está hermanada con Zizurkil. No faltó la comida popular en Zimiterio y alrededor de cien personas disfrutaron, sobre todo, de una paella gigante elaborada con verduras autóctonas. También hubo hinchables y ponis en las campas de Lartin. Y la feria finalizó con la disputa del campeonato de Euskadi de levantamiento de yunque, masculino y femenino.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate