Diario Vasco

Debut con victoria del Lauburu en Logroño

  • Las promesas piparreras se imponen por 1-7 en su estreno liguero

Arranque soñado en tierras riojanas para la División de Honor Juvenil ante el C.D. Valle del Ebro en su puesta de largo esta temporada. El equipo se presentó en el polideportivo Gonzalo de Berceo con la incertidumbre de no conocer grandes detalles sobre el rival con el que tocaba arrancar el campeonato, pero con las mochilas cargadas de la ilusión necesaria para arrancar con buen pie.

Enchufados desde el primer segundo y con la intención de ir a por el partido desde el primer instante, se encontraron con una defensa alta y presionante en una declaración de intenciones clara de buscar la portería contraria desde el primer momento. Fue una elaborada jugada en ataque posicional hacia subir el marcador al 0-1 por medio de Zuri, cuando solo corrieron 1:33 minutos en el electrónico. Euforia y confianza llegaron a la vez al banquillo ibartarra para seguir con el partido.

Mientras el rival defendía en media pista intentando ordenar su marcaje zonal, los ibartarras trabajaban con paciencia cada ataque e intentaban seleccionar bien las mejores opciones de finalización, para evitar así las contras del equipo contrario. Hasta el minuto 13 no se movió el marcador. Cuando Arra subía el 0-3 al electrónico, el partido alcanzó un buen rumbo para Lauburu, pero quedaba un mundo por delante donde lo importante empezó a ser no caer en el juego rival y mantener un alto ritmo de partido.

Un minuto antes de llegar al descanso, Malkorra marcó el 0-4, con el que los piparreros se marcharon a los vestuarios con un resultado cómodo, para que nada más entrar por la puerta, el míster les recordase que en este deporte en veinte minutos pasa de todo y en muchos menos también. A la vuelta del descanso, el Lauburu cambió el planteamiento defensivo con el fin de darle más posesión al rival y poder trabajar otras fases del juego, tanto en defensa como en ataque.

Falta escorada a favor de los ibartarras en el minuto 33, que Zuri aprovechó para subir el 0-5, segundo de su cuenta particular, poniendo muy cuesta arriba cualquier opción de remontada local.

Un minuto más tarde, en el 34, los riojanos metieron el gol del honor en un grave desajuste defensivo visitante por medio de Víctor; la reacción llegó esta vez de córner, donde con algo de fortuna en la asistencia de Liher, era Zuri, quien de cabeza hacía el 1-6 firmando un ilusionante hack-trik.

A falta de dos minutos, Liher marcó el 1-7 con el que se cerró el partido. El debut culminó con alegría en los vestuarios y con buena imagen para el Lauburu, pero con muchos detalles por corregir si quieren estar al nivel en el próximo partido en Belabieta contra el Gora de Bilbao.