Diario Vasco

La piparra, una imprescindible en los platos

Ganadores del concurso de pintxos y de la piperrada, con sus respectivos trofeos junto a los organizadores.
Ganadores del concurso de pintxos y de la piperrada, con sus respectivos trofeos junto a los organizadores. / FOTOS ARANDIA
  • 'Ibarra, azoka eta piparra' no paró de atraer visitantes y tuvo una gran acogida a pesar de la lluvia

Nunca es tarde para con el inicio del otoño hacer una visita al encuentro piparrero de Ibarra, una cita imprescindible para los amantes de los pimientos, donde en la variedad está el gusto y esta lo hace tan especial. A pesar de que el mal tiempo acompañara la jornada del domingo en su XVII feria 'Ibarra, azoka eta piparra' no paró de atraer visitantes y tuvo una gran acogida.

La primera zona se situaba en el parque Emeterio Arrese, donde aguardaba la VII Edición del Encuentro de la Piparra con numerosos puestos gastronómicos de Euskal Herria que presentaba una gran oferta de pan, hortalizas, quesos, pastas y dulces, productos derivados de plantas, talos y pimientos de Gernika, Ezpeleta, Lodosa, Peralta, y cómo no, de Ibarra.

«Tenemos en cuenta cómo ha sido el año para tener la menor pérdida posible, por lo que nuestra apuesta para este año ha sido trabajar en diversificar el caserío, ofreciendo cada vez más productos al cliente, además de la 'biperra': maíces rojizos, mermeladas que se obtienen de cerezos y ciruelos, así como jaleas de 'biperra' y manzanas, que se pueden acompañar con queso o morcilla», señala Leire Iturralde, que añade «la biperra de Ezpeleta se caracteriza por su sabor picante, ya que se sitúa en el cuarto lugar de la escala de Scoville».

Durante la mañana, y en esta misma zona, la plaza albergó una de las actividades que más expectación suscita en su programación cada año, el XII Concurso Gastronómico de la Piparra de Euskal Herria. Un total de 18 parejas participantes provenientes de diferentes lugares de Euskal Herria compitieron para llevarse el premio a la mejor piperrada y al mejor pintxo 2016, donde la única condición es incluir el ingrediente estrella del municipio en sus recetas.

Entre todos los concursantes, y un jurado profesional formado por Roberto Ruiz, del restaurante Frontón de Tolosa, el crítico gastronómico Juanjo Mendioroz, Felix Belaunzaran, del restaurante Iriarte, Matías Gorrotxategi, del asador Julián, Xabier Ruiz, del asador Nicolás, e Imanol Zubelzu en representación del Basque Culinary Center, se proclamó vencedora la piperrada presentada por los ibartarras Fermín Zubillaga e Iñigo Olano, y el primer premio al mejor pintxo fue otorgado a los donostiarras Patxi Lago y Jesús Orcajo.

La plaza San Bartolomé, la segunda zona de la feria, fue escenario del XVIIII Concurso de Miel de Tolosaldea hasta el mediodía, y de una feria de artesanía con puestos y talleres de Ibarrako Merkatarien Elkartea.

De camino a esta segunda zona, la tradicional feria de ganado fue otro de los alicientes de esta primera feria de otoño, donde se presenció gran variedad de animales de caseríos y granjas de la zona.

Temas