Diario Vasco

EH Bildu denuncia la actitud del PNV en el cambio de sistema de recogida de residuos

EH Bildu de Amasa-Villabona ante la explicación del PNV de los pormenores del cambio de sistema de recogida de residuos que se va a realizar en la localidad recuerda que en el mes de febrero de este año, se firmó un acuerdo entre todas las fuerzas políticas en el ayuntamiento (PNV, EH Bildu y PSE) para cambiar el sistema de recogida de los residuos. «En aquel momento, el entonces alcalde Iban Aguirre y el PNV adquirieron el compromiso», señalan, «de implantar el cambio de una manera consensuada y se estableció la comisión de medio ambiente del ayuntamiento como foro para debatir y acordar los detalles del cambio de sistema. Pasados varios meses desde febrero, esta comisión no se ha reunido todavía, la última vez que se reunió fue el 16 de enero», dicen desde EH Bildu.

Denuncia que fue el pasado día uno de septiembre cuando los ediles de EH Bildu se enteraron por la prensa de cómo, con que herramientas y cuando se realizará el cambio de sistema. El mismo día uno, EH Bildu pidió «oficialmente a la alcaldía la reunión urgente de la comisión de medio ambiente pero el PNV respondió (unos días después) que la comisión no se reuniría por razones técnicas y nos invitó a acudir a una reunión que tenían previamente establecida. Además en la respuesta a nuestra petición, el PNV argumentaba que desde la última vez que se reunió (enero del 2016) no había habido cambios reseñables».

Ante la información de que con el nuevo sistema el ayuntamiento se ahorrará entre 50.000 y 55.000 euros creen desde la coalición abertzale que «no es del todo cierto. El ahorro es únicamente el de la recogida y por cierto, a costa de algunos puestos de trabajo que se han perdido por el camino. Está por ver si el sistema en su conjunto, es decir toda la gestión municipal de los residuos será o no más barato que el actual, ya que en eso influyen las tasas que debe pagar el ayuntamiento por cada tonelada de orgánico y resto recogidos en el municipio!.

Subrayan que «los que gobiernan actualmente en el ayuntamiento han decidido acabar con la voluntad de diálogo y entendimiento que demostró el exalcalde Aguirre y han roto los compromisos que adquirieron con los demás grupos políticos. El cambio de estilo del PNV ha sido evidente y el gobierno municipal ha acabado con los espacios de diálogo entre diferentes».