Diario Vasco

El nuevo sistema de recogida selectiva de residuos, en marcha a partir del lunes

  • Todos los residuos se recogerán mediante contenedores. El lunes se repartirán los chips en diferentes sitios y horarios

Amasa-Villabona afronta el nuevo cambio de sistema de recogida de residuos. Será a partir del lunes, día 12 de septiembre. La novedad es la implantación de los contenedores de orgánico y fracción resto que se abrirá mediante tarjeta y se podrá abrir todas las veces que sea necesario. Cada familia de la localidad, dispondrá de cinco días para adquirir su tarjeta en los diversos puntos concretos. El lunes, día 12, lo podrá recoger en el Polideportivo Olaederra, de 10 a 14 horas. El martes, día 13, en Berdura Plaza, de 10 a 14 horas. El miércoles, día 14, en el Hogar del Jubilado de Txermin, de 10 a 14 horas. El jueves, día 15, en el Polideportivo Olaederra de 16 a 20 horas. El viernes, día 16, en Berdura Plaza, de 10 a 14 horas. Remarcar que lo organico siempre habrá que depositarla en bolsas compostables. Estas se podrán adquirir gratis en la máquina que se colocará en la biblioteca mediante la tarjeta que servirá para abrir los contenedores. El horario de la biblioteca, de lunes a viernes, es de 9.30 a 13 horas y de 16 a 19.30 horas. Semana Santa, verano y Navidades, de 9 a 14 horas. El resto de residuos, vidrio, papel y cartón continuarán echándose en los contenedores como hasta ahora. Los comercios y hostelería, en cuanto a la fracción resto y el cartón se seguirá recogiendo puerta a puerta. La materia orgánica, el papel y los envases se depositarán en los contenedores ubicados en la vía pública.

El teniente de alcalde Ibon Ariznabarreta (PNV) junto a Eneko Urdangarin presidente de la comisión de Desarrollo Sostenible y Medio Rural y del edil Juan Mari Iparragire, pertenecientes al PNV, informó en el salón de Plenos, el pasado martes, sobre el cambio sistema de recogida de residuos y expreso la satisfacción de su grupo «al haber cumplido una promesa electoral y, además, ha sido posible con el voto a favor de todos los representantes. Hace meses se creó un clima desagradable con este tema y creemos que con este cambio damos por zanjado ese malestar e iniciamos una nueva etapa». Señaló que hemos tardado más de lo que nos hubiera gustado, pero decidimos hacerlo así porque había que resolver y cambiar contratos que el ayuntamiento firmo con anterioridad con el menor gasto posible para todos. Por esta razón hemos esperado a hacer el cambio junto con Andoain porque de esta forma, según los datos que nos da la Mancomunidad, ahorraremos entre 50.000 y 55.000 euros».

Ya desde ayer miércoles se ha repartido un folleto con la información sobre el cambio en todos los buzones de Amasa-Villabona y Ariznabarreta subrayó los puntos más importantes a tener en cuenta: «Se pondrán 17 puntos donde habrá contenedores. Cada uno con una capacidad de 2.200 litros. Se podrán abrir todos los contenedores cualquier día y a cualquier hora. Los de orgánico y fracción resto necesitarán un chip pero se podrán abrir igualmente. A partir del día 12 se repartirán los chips en diferentes sitios y horarios y se empezarán a instalar los contenedores. Esperamos que estén todos puestos en 2-3 días. Junto con los chips se repartirán bolsas compostables. Hemos escuchado que una razón para no seleccionar era el coste de esas bolsas y hemos decidido usar parte del dinero que ahorramos con este sistema para proporcionar bolsas a los ciudadanos. Cada familia tendrá 2-3 bolsas cada semana. Y se instalará una máquina para recoger las bolsas compostables en la entrada de la biblioteca. En ella podremos coger las bolsas que nos correspondan usando nuestro chip». Y finalizó indicando que «tal vez tendremos algún caso donde habrá que hacer alguna mejora pero para eso está el ayuntamiento, para escuchar a la gente e intentar ayudar en todo lo posible».