La edad media en Sanpedroburu

Dos arqueólogos durante las labores de excavación en Sanpedroburu. /
Dos arqueólogos durante las labores de excavación en Sanpedroburu.

Sanpedroburu es el único yacimiento medieval que actualmente se está excavando en Gipuzkoa.

NUÑEZ

Por quinto año consecutivo un equipo de arqueólogos ha realizado una campaña de excavación en el yacimiento medieval de Sanpedroburu, en el barrio Elola de Bidania-Goiatz. Los arqueólogos de Zehazten Zerbitzu Kulturalak que dirige Iosu Etxezarraga han trabajado durante tres semanas en los restos de la ermita y la necrópolis, en la que han hecho importantes hallazgos.

Sanpedroburu es el único yacimiento medieval que actualmente se está excavando en Gipuzkoa. Está formado por los restos de la ermita de San Pedro que se levantaba en el lugar hasta que hace unos 150 los vecinos la trasladaron junto al núcleo de caseríos del barrio Elola para mayor comodidad, donde se encuentra actualmente.

Hasta el momento los arqueólogos han identificado los restos de cuatro edificios religiosos, el más antiguo del siglo IX. Este año han encontrado el ábside de la segunda iglesia, una ampliación de la primera. «Lo curioso es que las ermitas eran de madera y en este caso el ábside es de piedra. También hemos encontrado los agujeros en el suelo donde estaban metidos los postes», explica Etxezarraga. «Esa iglesia creemos que se quemó hacia el siglo XIII, ya que hemos encontrado restos rojizos en la piedra consecuencia de un incendio. Lo reconstruyeron hacia el año 1.300, y después lo volvieron a reconstruir hacia 1.500, porque tenían otras necesidades o estaba en mal estado, y esa construcción fue la que aguantó hasta el siglo XIX, cuando la deshicieron para trasladarla. Esos restos están en bastante mal estado, pero los anteriores se conservan bastante bien», indica.

Antigua necrópolis

Además, junto a los restos de la ermita encontraron una necrópolis, donde desde el primer año han encontrado numerosas tumbas. El primer enterramiento que hallaron fue el de un niño, que fue datado en el siglo IX, la datación más antigua del yacimiento que tienen hasta ahora, por lo que creen que la primera parroquia es de la misma época. «La tumba está excavada en la tierra, y en los costados y encima tiene lajas de piedra, como formando un caja. En los años posteriores también encontramos enterramientos, en la última campaña han sido ocho», explica.

Eso sí, este año han llegado a un nivel más bajo de la necrópolis, y han encontrado un enterramiento diferente. «Está excavado directamente en la roca y en vez de estar cubierto con lajas, tiene una piedra como tapa. Todavía no tenemos las dataciones, pero creemos que será anterior al siglo IX», indica, ya que en arqueología, normalmente, cuanto más se excava más antiguos son los restos. También han encontrado los restos de una mujer, «del siglo XII o XIII, que tenía un adorno en la cabeza, una medalla de plata y lo que creemos que eran las cuentas de azabache de una pulsera, lo que demuestra que tenía mayor nivel social, y en su muerte también quería diferenciarse de los demás».

Además, también han aparecido restos de cerámica, de las vajillas y cazuelas que utilizaban, lo que indica que en el lugar hubo un poblado estable. «Para un poblado tan pequeño hay mucho material y herramientas que utilizaban los habitantes. En campañas anteriores han parecido parte de una hoz y monedas», explican desde Zehazten.

Crowdfunding

Las excavaciones realizadas en Sanpedroburu han recibido una subvención de la Diputación Foral de Gipuzkoa. «Este año hemos querido abrir el yacimiento, para dar a conocerlo» y han organizado visitas guiadas que han renido una buena acogida. Al igual que hace dos años, los arqueólogos han puesto en marcha una campaña de crowdfunding para conseguir lo que les faltaba para completar la financiación de las excavaciones, en las que han trabajado cuatro personas, dos profesionales y dos estudiantes, «y también hemos tenido ayuda de gente que ha estado otros años con nosotros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos