Diario Vasco

Tras las huellas de los balleneros vascos

El beasaindarra Iñaki Arizmendi, que lidera este proyecto.
El beasaindarra Iñaki Arizmendi, que lidera este proyecto.
  • El beasaindarra Iñaki Arizmendi lidera el viaje en el 'Ocean Endeavour'. Reside en Nueva York y planifica el viaje que recorrerá en 2017 lugares de Terranova y Labrador, donde las huellas de los balleneros vascos aún están muy presentes

Desde siempre «le ha apasionado» la historia de los balleneros vascos, de ahí que planifica a todo detalle la puesta en marcha de un proyecto, el Ocean Endeavour. «No es un crucero, sino un viaje único, distinto y especial con el aspecto histórico marcado, y cuidando mucho la gastronomía», son palabras pronunciadas por el beasaindarra Iñaki Arizmendi, que desde hace una treintena de años reside en Nueva York, donde dirige varias empresas de turismo y aviación y con quien esta corresponsalía de DV en Beasain contactaba ayer por la tarde.

El propio Iñaki relataba que el proyecto está ligado a su trayectoria personal de 25 años en Nueva York dedicándose entre otras actividades al diseño y desarrollo de viajes y exploraciones con características únicas, que nada tienen que ver con los que se comercializan en las agencias. En el proyecto de este viaje por Terranova y la península del Labrador se han involucrado, además, el arqueólogo marino Manu Izaguirre y el periodista Sabin Egilior.

La ruta de los vascos

Para entender esta aventura por los mares del Ártico hay que ubicarse en los siglos XVI y XVII, cuando los balleneros vascos se trasladaban a varias regiones canadienses donde abundaban las ballenas por tratarse de una vía migratoria, y donde podían sacar hasta trescientas barricas de grasa de ballena en tres meses, cada una con un coste de un millón de pesetas. Uno de los balleneros, el San Juan, se hundió en el siglo XVI, cuando no existían los recursos necesarios para recuperarlo, y tan solo quedó plasmado en los archivos de la zona.

Ya desde el siglo XII, la caza de ballenas en el mar Cantábrico fue una actividad importante. A medida que las ballenas iban alejándose del Cantábrico, los balleneros fueron siguiéndolas en una ruta que los llevó hasta Irlanda, Islandia y, finalmente, Terranova y la península del Labrador. La conocían como 'la ruta de los vascos' y este proyecto, a lo largo de una semana, recorrerá lugares destacados de Terranova y la península de Labrador, donde las huellas de aquellos balleneros vascos aún están muy presentes.

Expertos y 240 pasajeros

A bordo viajarán expertos como la doctora Latonia Hartery y los investigadores Robert Grenier y Manu Izaguirre, que recientemente desarrollaron los trabajos de arqueología subacuática que permitieron extraer y estudiar los restos de la nao San Juan, un ballenero vasco hundido en 1565 en la costa de Canadá. Junto a ellos, 240 pasajeros podrán revivir y compartir los resultados de la investigación, visitar los principales enclaves donde «los vascos han estado faenando como en un caladero casi propio», destacó Izaguirre, en la presentación.