Un Mobile World Congress de pocos móviles y mucha Inteligencia Artificial

Última edición del Mobile World Congress./Efe
Última edición del Mobile World Congress. / Efe

En la feria más importante del sector no se esperan grandes presentaciones de smartphones pero sí un gran impulso por la tecnología 5G, la ciberseguridad y el Internet de las Cosas

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZBarcelona

Eran otros tiempos cuando Mark Zuckerbeg aparecía por sorpresa ante la atenta mirada de cientos de asistentes en alguna conferencia del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. El fundador de Facebook dio paso en 2017 -tras tres años consecutivos como la estrella de la feria- al CEO de Netflix, Reed Hasting, y al creador de Pokémon Go, John Hanke. Y este año ni siquiera tendrán relevo. Según el responsable de marketing de GSMA, Michael O'Hara, los ponentes de esta edición tendrán un "mejor impacto" en analizar en profundidad las innovaciones del sector.

Los que no sean muy amantes de la tecnología no entenderán qué lleva a más de 100.000 personas a pagar entradas de entre 800 y 5.000 euros para poder acceder a esta feria. Uno de los motivos es el volumen que ha alcanzado este mercado. Estimaciones de eMarketer revelan que ya hay más de 2.500 millones de teléfonos móviles en el mundo. Solo en España existen unos 30 millones de usuarios de smartphones.

Por eso, a pesar de que las innovaciones que parece que serán las estrellas de esta edición no son tan mediáticas como en otras ocasiones (cuarta revolución industrial, Inteligencia Artificial, coches conectados, Internet de las Cosas o tecnología 5G), no se puede decir que el evento que se celebra por decimotercer año consecutivo en Barcelona se haya desinflado, al menos en asistentes. Así, aunque este año se prevé la visita de 108.000 personas, las mismas que en 2017, la mayoría de los grandes fabricantes de tecnología de consumo han decidido apostar por eventos propios durante el año dado el poco protagonismo que atraen en un evento de estas dimensiones.

A excepción de Samsung. La suya es la gran presentación del domingo, en la que se espera que enseñe al mundo los nuevos Galaxy S9 y S9+, su buque insignia del que se han filtrado imágenes que muestran un diseño sin marcos y una potente cámara. Por parte de LG y Huawei, los otros dos grandes fabricantes que solían utilizar el MWC para sus anuncios importantes, este año -salvo sorpresas de última hora- han optado por retrasarlos. Los rumores apuntan a que Huawei presente una nueva tablet y LG una nueva versión de su gran V30.

Otra de las ausencias sonadas es Xiaomi. La marca china de moda ha desembarcado este año en España con varias tiendas en Madrid y Barcelona -precisamente ha inaugurado su local en la Ciudad Condal este sábado- pero no ha organizado ningún evento de prensa para anunciar nuevos smartphones. Apple también faltará a la cita internacional, pero ya es algo habitual en la empresa estadounidense.

"Otros años los protagonistas han sido los aparatos, en esta ocasión veremos ejemplos concretos de la tecnología", asegura a este diario Lluís Soldevila, profesor de la EAE Business School. Según el experto, esta edición tendrá tres focos "no tan sexis para el usuario de la calle", pero "fundamentales": aplicaciones dirigidas a crear la Industria 4.0, conectividad cada vez más sofisticada y los asistentes virtuales.

Y todo ello sin olvidar la IA y la tecnología 5G. Algunas estimaciones ya afirman que en 2022 existirán 527 millones de suscripciones 5G en el mundo, a pesar de que esta tecnología a día de hoy no ha puesto un pie en el mercado a excepción de algunas pruebas. Sobre Inteligencia Aritificial, esta edición supondrá la llegada definitiva de esta tecnología a nuestros bolsillos a través de smartphones con un corazón diferente, como ya avanzó el Mate 10 de Huawei presentado en octubre. A partir de ahora el avance será notable y (por fin) el usuario medio comenzará a notar las implicaciones de llevar un dispositivo inteligente en su bolsillo.

Drones vigilantes

Una de las novedades de la edición 2018 es que los Mossos utilizarán por primera vez drones en el dispositivo de seguridad, según informó el pasado jueves la policía catalana. Para poder utilizarlos, se ha establecido un protocolo de coordinación con Enaire y Aena, al ser el primer cuerpo policial que utilizará este tipo de tecnología en un espacio aéreo controlado.

Así, los Mossos conseguirán imágenes y vídeos en tiempo real tomadas desde el aire, que se enviarán al órgano conjunto de coordinación policial para su tratamiento. El plan de seguridad del Mobile, dirigido por los Mossos, tiene el objetivo de “garantizar el normal funcionamiento” de un congreso en el que se moverán los más de 108.000 asistentes procedentes de 200 países e instalarán sus puestos 2.300 empresas expositoras, 197 españolas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos