iPhone 8: así será el móvil que Apple presentará el 12 de septiembre

Descubre ocho características del smartphone que servirá para conmemorar el décimo aniversario del teléfono que revolucionó el mercado

Recreación del nuevo iPhone 8. /RRSS
Recreación del nuevo iPhone 8. / RRSS
IÑAKI JUEZ

Comienza la cuenta atrás para el esperado iPhone 8 tras un año de intensa rumorología sobre el que se convertirá a partir de la fecha de su presentación, el 12 de septiembre, en el próximo buque insignia de Apple. Y es que el nuevo smartphone no es un smartphone cualquiera. Se trata de una edición especial para conmemorar el décimo aniversario del terminal que revolucionó el mercado de la telefonía móvil cuando Steve Jobs, tras su exitoso regreso al frente de la compañía de la manzana mordida, lo presentara un ya lejano 29 de junio de 2007.

Por todo ello, el listón de las expectativas a cerca del nuevo teléfono, que será dado a conocer junto al iPhone 7s y 7s Plus con un diseño similar a los modelos del año pasado, está muy alto. Se habla de un auténtico manotazo en la mesa por parte de la multinacional de Cupertino para equipararse a Samsung, su principal competidor cuyos últimos móviles de alta gama han enamorado a más de un fan de Apple por sus generosas pantallas curvas sin apenas marcos. Precisamente, esa será una de las principales características del iPhone 8 que se han filtrado en un sector como el tecnológico en el que cada vez es más difícil guardar un secreto. Pero aún hay más. Esto es todo lo que se sabe con un gran porcentaje de certeza después de un año de rumores más o menos infundados.

  • 1

Diseño sin apenas marcos. Esta es sin duda la principal característica que diferenciará al iPhone 8 de sus anteriores modelos. De hecho, lo que hará Apple es ponerse a la altura de la competencia después de que este año Samsung con su Galaxy S8 y Note 8, LG con su G6 o Xiaomi con su Mi Mix hayan apostado por pantallas infinitas que prácticamente cubren todo el frontal de sus teléfonos. De esta forma, se espera un smartphone con un tamaño un poco más grande que el iPhone 7 pero con una pantalla de 5.8 pulgadas con 2.800 por 1.242 píxeles de resolución en vez de las 4,7 con las que cuenta ahora. Incluso superaría las 5,5 del 7 Plus que a su lado parecerá un móvil gigantesco. Además, un panel con este generoso ratio permitiría poder utilizar una barra de herramientas (toolbar) en la parte inferior como la que Apple ha insertado en sus últimos portátiles. Todo para hacer el móvil mucho más manejable con una mano y facilitar aún más su uso, aunque esta nueva zona ocuparía casi una pulgada del frontal.

  • 2

Reconocimiento facial. Relacionado con la característica anterior, ahora la pantalla ocupará todo el frontal, por lo que no hay espacio para el botón 'home' con su sensor de huellas incluido, el famoso Touch ID. Eso sí, todavía no está claro si reaparecerá en la parte trasera como los mencionados smartphones de la competencia para validar los pagos con el móvil. En todo caso, Apple necesitaba un nuevo método para desbloquear el teléfono con rapidez y ciertas garantías de seguridad. Es por eso lo que el iPhone 8 incorporará un nuevo sistema de reconocimiento facial gracias a la cámara delantera insertada junto a otros sensores infrarrojos, para que también funcione si nos encontramos a oscuras, en una pequeña isleta situada en el borde superior del teléfono. Esta nueva tecnología será capaz de escanear nuestros rostros en tres dimensiones con el objetivo de que sea imposible hacerse pasar por el legítimo dueño del terminal. O, al menos, eso dicen.

  • 3

Pantalla OLED. Otra de las características más demandadas por los usuarios de Apple después de que Samsung o LG lleven años incorporándolas en sus móviles. Aunque los paneles de LCD que monta a Apple destacan por su gran calidad, la verdad es que la compañía de la manzana mordida se había quedado por detrás de la competencia en este aspecto. Además de garantizar unos colores mucho más intensos y con mayores contrates, esta tecnología también traerá consigo un mayor ahorro energético. El color negro se realiza apagando los LED's correspondientes a esa zona de la pantalla, por lo que está asegurado un 'modo oscuro' en iOS 11, la nueva versión del sistema operativo para dispositivos móviles que también llegará en septiembre y que facilitará la mayor duración de la batería en el iPhone 8.

  • 4

Trasera de cristal. En esta nueva versión, Apple abandonará el revestimiento de aluminio por el cristal, un material añorado por los dueños de los antiguos iPhone 4 y 4s. Para muchos, los mejores de la marca en cuanto a diseño. Eso sí, se espera un revestimiento de acero inoxidable en el lateral para dar un aspecto 'premium' al móvil que puede resultar de lo más frágil en el caso de caídas indeseadas pese a la presencia de este material más resistente.

  • 5

Carga inalámbrica. Al tener la trasera de cristal, Apple aprovechará la ocasión para que su nuevo teléfono no precise de cables a la hora de recargar su batería. Eso sí, las últimas filtraciones señalan que, al igual que sucede con el Apple Watch, solo será compatible con bases de carga por inducción oficiales. Hace unos meses, se había hablado que este teléfono iba a revolucionar el mercado gracias a una nueva tecnología que permitiría su carga a distancia mediante un procedimiento similar al utilizado para coger una señal Wifi. Por desgracia, parece que esta tecnología todavía no está lista para su comercialización junto al iPhone 8, por lo que habrá que esperar un tiempo para que salga al mercado.

  • 6

Cámaras inteligentes. Además de ponerse a la altura de la competencia con un sensor veloz que capte más luz para incrementar su definición incluso en las condiciones más difíciles, la lentes del iPhone 8 estarán dotadas de un sistema láser 3D capaz de detectar escenas y objetos automáticamente. El objetivo es dotar al teléfono de un sistema capaz de mostrar un mundo prefabricado digitalmente. Ya no se tratará solo de mostrarnos a los pokémon correteando por nuestra habitación, como sucede en el conocido juego para móviles de Niantic. Se espera una auténtica revolución en todos los aspectos de nuestra vida gracias a ARKit, el conjunto de herramientas de realidad aumentada para que los desarrolladores incorporen esta tecnología a sus aplicaciones y que estará soportada en iOS 11. Una característica con múltiples utilidades en la vida cotidiana como poder acceder a paneles informativos virtuales cuando visitamos un museo y que volvería a poner a Apple en la vanguardia tecnológica del sector de los smartphones.

  • 7

Nuevo procesador más potente. Todo un clásico tratándose de Apple. Con cada nuevo teléfono, se estrena una nueva versión del 'cerebro' que gobierna sus móviles. En esta ocasión, le toca el turno al A11 con tecnología de 10 nanómetros. Como suele ser habitual, el nuevo chip promete ser más rápido y eficiente energéticamente que su antecesor, lo que será necesario para mover con soltura una pantalla mayor y hacer frente a las tecnologías de reconocimiento facial y realidad aumentada que incorporará el iPhone 8.

  • 8

1.000 dólares de precio. En concreto, 999 en un vano intento de situarse por debajo de barrera psicológica que otros fabricantes como Samsung acaban de superar con su novedoso Note 8. El problema es que si en EE UU sale a ese precio, nos encontraríamos con un móvil que en España podría superar los 1.200 euros con el cambio de divisa e impuestos incluidos. Una cantidad que lo haría inalcanzable para muchos usuarios que no estarían dispuestos a pagar ese precio por un móvil por muy revolucionario que sea. Por ello, Apple presentará ese mismo día sus iPhone 7 y 7s con unas características similares, salvo en lo que se refiere a su interminable pantalla OLED, y que costarán lo mismo que los modelos de la generación anterior (a partir de 77o euros).

Y es que el iPhone 8 es lo que es: una edición conmemorativa con una producción limitada que podría retrasar su lanzamiento. En todo caso, se trata de un adelanto de los próximos teléfonos con los que la empresa de la manzana mordida tratará de perpetuar el visionario legado Steve Jobs. Una ventana al futuro en forma de smartphone.

Fotos

Vídeos