Diario Vasco

'Domocracia', la revolución transparente

El Google Home junto a un móvil Pixel, dos de las últimas innovaciones de la empresa.
El Google Home junto a un móvil Pixel, dos de las últimas innovaciones de la empresa. / RC
  • Google y Amazon pugnan por dominar la electrónica doméstica mientras esperan que Apple, inventora de Siri, mueva ficha

Google tiene alma de pulpo. Sus tentáculos se extienden desde los ordenadores, pasando por móviles, drones, coches autónomos y hasta un extraño proyecto que pretende crear un método anticonceptivo para los mosquitos responsables de la propagación del zika. Sin embargo, el núcleo de su negocio es la publicidad personalizada y segmentada. Para ello lo que necesita es conocer al milímetro a los usuarios: desde sus gustos hasta sus preocupaciones y sus horarios.

Esa, la de diseccionar los hábitos de millones de personas, fue la razón que motivó la compra de Nest y la que ahora también justifica uno de sus últimos lanzamientos. Oculto por el relumbrón de su nueva gama de teléfonos, los Pixel, ha aterrizado Google Home.

A simple vista parecería un simple altavoz 'bluetooth' de los que en los últimos años se han convertido en uno de los regalos estrella en la electrónica. Pero en interior guarda un complejo sistema que lo convierte en un 'gadget' servicial y muy inteligente. Cuando el usuario requiere algo, como poner en marcha Netflix, Spotify o cualquier otro servicio, basta con que abra la boca y lo pida. Cuando no esté en funcionamiento, recuperará su espíritu decorativo y se quedará discretamente oculto entre el mobiliario doméstico.

No es Google, sin embargo, la empresa visionaria que vio en la voz la manera de conducir la 'domocracia', esa revolución transparente que amenaza con apoderarse de todos los rincones de nuestro hogares. Fue Amazon quien lo hizo. Y lo hizo con 'Echo', un asistente físicamente muy parecido al del buscador más conocido de internet. Para construirlo el gigante de Jeff Bezos adquirió Alexa, más conocido por su ránking de visitas a webs. A partir de ahí ha ido hilvanando una plataforma que ya obedece a más de 3.000 comandos de voz.

La ventaja de Google, por su parte, reside en el increíble conocimiento que tiene de algoritmos y procesamiento del lenguaje natural, algo en lo que lleva trabajando mucho tiempo. Cuenta con una gran división dedicada a trabajar en ello y lo cierto es que ha mejorado mucho las prestaciones de estos servicios. La dificultad de la voz es introducirla en los sistemas el uso. El español, salvo excepciones, se habla como se escribe pero existen otros idiomas como el chino, el latín o el zulú, una enrevesada lengua llena de chasquidos. De momento, tanto Google como Amazon mantienen lejos de la gran distribución estos inventos. Echo solo se comercializa en EE UU, Reino Unido y Alemania. No hay fecha para España, como tampoco para Home, que se estrena en suelo estadounidense el próximo 4 de noviembre con un precio de salida de 130 dólares.

Mover ficha

El último que queda por mover pieza es Apple. Hay que reconocer que fue el primero por apostar por incluir un asistente de voz en iOS, que ha ido migrando desde los iPhones hasta aterrizar en los ordenadores de sobremesa. Lo único que ha hecho, de momento, es abrir las tripas de este software a los desarrolladores, por lo que, viendo el 'sex appeal' de la manzana, pronto habrá cientos de aplicaciones y comandos disponibles.

Desde diferentes puntos ya se empieza a hacer cuentas sobre lo que puede aportar el Internet de las Cosas. Además de la involucración de grandes tecnológicas, otras empresas como aseguradoras han empezado a seguir con interés los trabajos y los dispositivos disponibles. No en vano, grandes firmas estadounidenses como USAA y American Family han empezado a ofertar importantes descuentos así como soporte técnico para este tipo de instalaciones a sus clientes. Otras ofrecen dispositivos como sensores de humedad conectados, detectores de humo o video porteros inteligentes a menor coste que el que se puede encontrar en el mercado El objetivo, reducir los gastos gracias a todos los datos obtenidos a través de los hogares inteligentes, optimizando reparaciones y sustituciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate