Las grandes mentiras sobre la batería de tu móvil (y que aún te crees) (II)

¿Es perjudicial cargar al 100% la batería? ¿Qué pasa si utilizo un cargador ajeno al de mi móvil? Descubre las claves de estos y otros grandes mitos de la telefonía móvil

Iñigo Galparsoro
IÑIGO GALPARSORO
  • 1

Dejar el móvil al 100% de batería, muy perjudicial

Falso. Son muchas las personas que acostumbran a cargar la batería de su terminal al completo cuando ésta se vacía del todo. Este hábito está muy extendido, pero conlleva un riesgo… y no es por la carga completa del terminal. «A día de hoy, los cargadores controlan el flujo de carga y cuando nos acercamos al 100%, éste empieza a disminuir hasta que se desconecta al completar completamente el proceso», explica Álvaro Galán, Product Marketing Manager de Huawei. De ahí que cargar al completo la batería no sea tan perjudicial.

Es más, «la degradación que puede sufrir la batería por mantenerse conectada es mucho menor que la degradación que conlleva agotarse del todo. Teniendo en cuenta que las baterías están afectadas por el número de ciclos (0%-100%), dejar descargarla hasta el final afectará a su rendimiento a largo plazo», añade.

  • 2

No es bueno dejar el smartphone cargando toda la noche

Falso. Ante la omnipresencia del móvil en nuestro día a día y su constante consumo de batería, son muchos los usuarios que dejan el terminal cargando toda la noche mientras duermen… y esto no tiene por qué ser perjudicial para el móvil: el flujo de carga está controlado y por tanto no debería haber problemas en cuestión de seguridad.

Eso sí, Álvaro Galán puntualiza: «El smartphone es un dispositivo que está diseñado para ser móvil y, por tanto, para no estar conectado a la red eléctrica durante largos períodos de tiempo. Por ello, no es recomendable dejar cargando un teléfono más de 24 horas».

  • 3

Nunca sin el cargador propio del móvil

Falso... pero con matices. Los fabricantes siempre recomiendan hacer uso del cargador y cable originales, especialmente con terminales que hacen uso de la carga rápida. ¿Por qué?

«Al conectar el cargador se establece una comunicación teléfono/cargador que controla el flujo de corriente, mide picos de voltaje y temperatura y por tanto no solo la optimizamos sino que conseguiremos una carga mucho más segura», explica Álvaro Galán.

  • 4

Los cargadores rápidos no valen para todos...

Falso. Si disponemos de un móvil que no admite carga rápida y queremos usar un cargador que sí la incorpore… podemos hacerlo sin problemas. «Los sistemas de carga rápida son sistemas inteligentes, es decir, que previamente se inicia una comunicación cargador/dispositivo para establecer un flujo seguro», concreta Galán.

Esto significa que un móvil que no soporta carga rápida ‘pedirá’ al cargador el flujo de corriente que necesite. «Simplemente hay que asegurarse de que cuente con un sistema de voltaje adaptativo para que se ajuste al tipo de dispositivo, ya que existen dos formas de acelerar la carga del teléfono, aumentando el voltaje de carga o utilizando una tensión más baja y una corriente más alta», puntualiza.

  • 5

La batería nunca se ‘desgasta’

Falso. Independientemente de la capacidad de la batería de nuestro móvil (mAh), la vída útil de una batería está determinada en buena medida por los ciclos de carga. Estos se refieren a la carga y descarga completa de un terminal, es decir, la que va del 100% al 0%. La pregunta es: ¿cuántos ciclos aguanta una batería antes de desgastarse con el tiempo?

Según el Product Marketing Manager de Huawei, «a partir de los 300 ciclos la batería empezará a degradarse, con lo que perderá un porcentaje de su capacidad. Hablamos de unos 300 – 500 días de uso sin que la batería se empiece a resentir si lo cargamos (totalmente) una vez al día».

  • 6

Hay que calibrar siempre la batería

Falso. Las baterías actuales cuentan con sistemas de calibración digital, de forma que son los propios sistemas de software los que ajustan la batería de forma transparente al usuario. Esto en teoría, porque a veces sucede que nuestro móvil se apaga por falta de batería cuando el 'indicador' de turno indica que aún está al 10-15% de carga. ¿Qué hacer estos y otros casos?

«Si notamos que la batería se descarga mucho más rápido a partir del 20% de carga, lo mejor es descargarla del todo y hacer un ciclo completo (0%-100%) para volver a calibrarla», afirma Galán. Simple pero casi siempre muy efectivo.

  • 0

¿Y entonces?

Teniendo en cuenta estos condicionantes, el usuario de a pie puede seguir unas sencillas pautas en el día a día para optimizar la batería de su terminal. «Lo ideal es no dejar caer el nivel de batería por debajo del 50%, ya que así podremos alcanzar hasta 1.500 ciclos de carga sin resentimiento y, por tanto, podremos alargar hasta 750 los días de uso óptimo», indica Galán.

Eso sí, más allá de los ciclos de carga, es importante evitar el sobrecalentamiento del smartphone, por ejemplo apagándolo al cargarlo o evitar dejarlo en carga más de 24 horas… Y una cosa más: «No sólo el calor deteriora la batería, sino que el frío es igual de perjudicial: modifica los químicos de la batería», añade.

Más

Fotos

Vídeos