Los cinco mejores móviles de 2017 para sacar fotos

Los cinco mejores móviles de 2017 para sacar fotos

Los fabricantes de smartphones cada vez prestan más importancia a este apartado que reúne los últimos avances tecnológicos para tratar de replicar la calidad de imagen que ofrecen las cámaras compactas

IÑAKI JUEZ

Hace tiempo que los móviles sirven para muchas más cosas que para hablar por teléfono. De hecho, se han convertido en una especie de navaja suiza que, en muchos casos, han sustituido a otros dispositivos como la grabadora de sonido o el reproductor de Mp3. Y la cámara de fotos no es una excepción. De hecho, cada vez más personas se van de viaje sólo con sus modernos smartphones para captar sus recuerdos debido a la creciente calidad de las lentes instaladas en ellos. Y este año 2017 los fabricantes han vuelto a dar un salto cualitativo a golpe de sensores con aperturas focales cada vez más bajas, lo que permite que podamos sacar mejores instantáneas en entornos con escasa luz. Una vez presentados los últimos buques insignias de 2017, es el momento de hacer un repaso a los cinco mejores celulares en este apartado, según la calificación, de menor a mayor, de la prestigiosa web DxOMark, toda una referencia a la hora de ensalzar las virtudes, y también los defectos, de los productos de Apple, Samsung, Huawei y demás compañías.

5. Samsung Galaxy Note 8

Aunque figure en el último puesto de los cinco mejores smartphones fotográficos, no significa que el Samsung Note 8 sea un móvil mediocre en este aspecto. Todo lo contrario, ya que los teléfonos que ocupan los primeros puestos de la lista de DxOMark están prácticamente empatados. En el caso del popular phablet de los coreanos, que alcanza los 94 puntos, se ensalza su doble cámara ISOCELL de 12 megapíxeles con aperturas focales de 1.7 y 2.0, la primera que monta Samsung en uno de sus productos. Gracias a estos dos sensores, puede incorporar un modo retrato con unos resultados similares a los últimos iPhones en el que el sujeto aparece en primer plano con un fondo desenfocado y que en fotografía se conoce como 'efecto bokeh' tan de moda últimamente.

También destaca su zoom óptico con una puntuación de 66 sobre 100. En ese sentido, los resultados son realmente sobresalientes con los dos aumentos y bastante buenos cuando llegamos, vía software, hasta los cuatro. También destaca en condiciones de baja luminosidad por su bajo nivel de ruido, el grano que suele aparecer en las fotos cuando se captan en entornos oscuros, gracias al estabilizador óptico en ambas lentes. En líneas generales, una gran cámara de fotos insertada en el cuerpo de un celular.

4. iPhone 8 Plus

Que los últimos buques insignia de las diferentes marcas han echado el resto en materia fotográfica lo demuestra el hecho de que este teléfono de Apple, también con doble cámara, esté empatado con el Note 8, según la citada clasificación. Su puntuación de 94 puntos se explica por su capacidad de hacer buenas fotos casi bajo cualquier circunstancia y con total sencillez. También hay que destacar su modo retrato, tomado como referente por todo el sector debido a su innegable calidad que, en este modelo, presenta nuevos efectos que recrean diferentes tipos de iluminación que parecen sacadas de un estudio de un fotógrafo profesional. El más llamativo de ellos, sin duda, el que funde el fondo en negro para destacar el rostro del modelo que hemos captado tanto en color como en blanco y negro. Asimismo, los sensores pueden por vez primera grabar vídeo a 60 fps y el modo de cámara lenta duplica la velocidad de fotogramas a 240 fps a 1080p.

El iPhone 8 Plus también destaca su mejor procesado de la imagen respecto a la generación anterior gracias al chip A11 Bionic y sus dos sensores de 12 megapixeles, el principal con apertura de ƒ/1.8 y segundo de ƒ/2.8. Como en el caso del Note 8, el zoom óptico de 2X arroja unos resultados brutales, sin perdida de nitidez ni calidad. Asimismo, su enfoque es más rápido que su antecesor, lo que era un gran handicap respecto a otros productos de la competencia como los de Samsung o LG. Y las fotos se caracterizan por sus colores brillantes y naturales sin llegar a la saturación propias de otros smartphones. Lo mismo sucede con su flash, de cuatro tonos, que evita que el rostro de la persona que queramos sacar salga quemado. Una característica muy poco valorada pero fundamental cuando se hace una foto en interiores.

3. Huawei Mate 10 Pro

Sin duda, la sorpresa de este último trimestre en materia fotográfica. Nadie se esperaba que Huawei, una marca cuyas cámaras siempre han estado un escalón por detrás de la competencia, llegará a imponerse a rivales tan poderosos como Apple o Samsung. Pero estaba claro que su apuesta por incorporar en sus móviles lentes fabricadas por Leica, la histórica marca fotográfica, iba a dar sus frutos. Y su confirmación ha venido con este phablet con el que ha alcanzado 97 puntos, una medalla de bronce con la que hacer frente a sus rivales. Para ello, la compañía china ha recurrido en sus últimos smartphones a dos sensores, colocados en forma vertical como en el iPhone X, de 12 y 20 megapíxeles, este último monocromo. Una de las características más valoradas por esta web de análisis es su escasa presencia de ruido en fotos de escasa luminosidad debido a que los dos sensores cuentan con una apertura f/1.6.

También destaca por su rapidez a la hora de enfocar los objetos que tenemos delante, además de su modo retrato con mejores resultados respecto a anteriores modelos de Huawei gracias a que el sensor de 20mx realiza esta función vía hardware. Eso sí, sin llegar a la excelencia de los teléfonos de Apple. Y no nos olvidemos de su zoom óptico de 2 aumentos, además de la calidad de su exposición y rango dinámico, que también recibe todo tipo alabanzas, junto a la velocidad de enfoque. Entre lo que debería mejorar es, según esta web, en la presencia de imágenes excesivamente saturadas si son captadas tras una ráfaga de fotos. En todo caso, hablamos de un móvil con una calidad fotográfica excepcional y con un precio que ronda los 800 euros. Más económico que el Note 8 con 1.000 y el iPhone 8 Plus con 900.

2. iPhone X

Si alguien pensó que Apple ya había dicho todo en materia fotográfica tras la salida al mercado del iPhone 8 Plus, no podía estar más equivocado. Su teléfono más mediático, al ser el primero en incorporar una pantalla sin marcos y Amoled, también presenta sutiles diferencias en su doble cámara que le hacen escalar posiciones hasta ocupar el segundo puesto. Eso sí, empatado a puntos con el Huawei Mate 10 Plus que cuesta 300 euros menos. En todo caso, el hecho de que el segundo sensor tenga una apertura de 2.4, en vez de 2.8 de su predecesor, facilita que el teléfono con el que Apple ha querido celebrar el décimo aniversario del lanzamiento de su primer smartphone sea capaz de captar imágenes oscuras con menor ruido. También ayuda que ambas lentes cuenten con un estabilizador óptico, otra de las mayores diferencias respecto al modelo de 5.5 pulgadas.

Y la mejora se extiende al resto de características como el color, la exposición y la reducción de los artefactos, los efectos de luz que pueden arruinar la mejor de las fotos. Incluso el zoom se maneja mejor con el iPhone X. Y no hay que olvidarse del modo HDR, activado por defecto para cualquier tipo de situación y que es uno de los mejores del mercado, ya que garantiza buenas instantáneas, aunque tengan zonas de gran contraste. También hay que destacar su cámara frontal de 7 megapíxeles y apertura focal de 2.2 capaz de replicar el 'efecto bokeh' sin necesidad de una segunda lente como la colocada en la parte de atrás. El único punto negativo del nuevo buque insignia de Apple reside en la grabación de vídeo, una puntuación que provoca que la media del teléfono baje bastante. Al parecer, la aparición de ruido y pérdida de nitidez cuando se captan imágenes en movimiento en bajas condiciones lumínicas es un handicap que los de Cupertino deberán solucionar en los próximos años.

1. Google Pixel 2

Es curioso que el primer lugar lo ocupe uno de los pocos buques insignia que cuenta con una solo sensor su parte trasera. Pero tanto el Google Pixel 2 como el modelo XL van tan sobrados en el aspecto fotográfico que parece que no les hace falta. Eso sí, logran su medalla de oro con tan sólo un punto de diferencia respecto al Huawei Mate 10 Pro y el iPhone X. Su cámara de 12,4 megapíxeles y apertura focal de 1.8 es capaz de sacar fotografías de gran nitidez en entornos de escasa luz, uno de los pocos puntos en los que todavía flaquea Apple. Y es que contar además con un estabilizador óptico ayuda, y mucho, a obtener estos resultados en estas bajas condiciones lumínicas. Una importante diferencia respecto a su predecesor, que también lideró la lista con holgura hasta hace poco tiempo. También hay que destacar la velocidad de enfoque gracias a su sistema de detección de fase con láser que se ha convertido en una de sus señas de identidad. Y no hay que dejar pasar la calidad su modo HDR, siempre activado como en el caso del iPhone X.

Pero lo que tiene mucho mérito es que una sola lente sea capaz de realizar un efecto bokeh de una calidad similar al de otros smartphones con dos, aunque con menos fiabilidad que la competencia. La utilización de un avanzado software para copiar el modo retrato también sirve para los selfies captados por la cámara delantera, como sucedía en el iPhone X. También hay que destacar su balance de blancos que le permiten captar imágenes de gran nitidez con colores naturales, independientemente de si se realizan en entornos naturales o en el interior. En ese sentido, es casi imposible hacer una foto mala con el Pixel 2. Eso sí, como aspecto a mejorar, DxOMark destaca esos indeaseados destellos de luz en determinadas tomas. Aunque lo que permite reinar al nuevo buque insignia de la multinacional del buscador es la calidad de imagen en formato vídeo, donde no tiene rival. Es capaz de grabar a calidad 4K a fps y a cámara lenta a 240 fps con HD y 120 fps a 1080p. Y todo ello con una gran calidad de imagen, algo que parece haberse convertido en el santo y seña de los buques insignias de los fabricantes de móviles de este 2017.

Fotos

Vídeos