Diario Vasco
La denuncia de los taxistas barceloneses llega a Europa.
La denuncia de los taxistas barceloneses llega a Europa. / Archivo

Bruselas se posiciona: «Uber no solo es una plataforma digital»

  • empresas

  • Uber comienza esta semana su periplo judicial en Europa con la vista puesta en 2017, donde puede ver truncado su modelo de negocio

Se complica el futuro de Uber en España y puede que también en Europa. Aunque hasta el próximo mes de abril no se conocerá el veredicto final del Tribunal de Justicia de la Unión Europea a última hora de este martes, la Comisión Europea ya ha tomado parte.

Bruselas, en esta ocasión, se ha puesto del lado de los taxistas españoles: "Uber es una mezcla entre plataforma digital y empresa de servicios".

Así lo ha confirmado Lucía Caudet, portavoz del Ejecutivo europeo encargada de los asuntos de Industria y Mercado Interior: “Específicamente hoy en lo que concierne a Uber en España, nuestra opinión es que los servicios de Uber en España no constituyen un servicio exclusivamente de la sociedad de la información”.

En la mañana de este martes, los representantes de Uber viajaban hasta Luxemburgo para resolver las dudas del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). ¿Servicio digital o de transporte? Esta es la cuestión que las autoridades judiciales europeas deben responder.

El largo viaje hasta este punto comenzó en abril de 2015. En aquella fecha, el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona celebró una vista oral entre la Asociación Profesional Élite Taxi y Uber. Los abogados de la defensa solicitaron elevar la cuestión al TJUE.

En la vista, que duró dos semanas, Uber alegó que la actividad de su filial española, Uber Systems Spain, se trata de una firma de servicios de la sociedad de la información (TIC) con esta declaración la actividad de Uber estaría amparada por la directiva comunitaria 2006/123/CE. Esta norma de la Unión Europea señala que "las TIC tienen permitido su funcionamiento libre en todos los países de la Unión".

A la salida de la sesión en Luxemburgo, el abogado de Uber ha defencido el negocio de su cliente: "Uber es parte de una ola de tecnología que cambia radicalmente nuestra forma de comprar, de obetener información".

"Uber contribuye a vincular a los conductores y pasajeros de manera más eficiente", agregó, señalando las mejoras para moverse, reducir la contaminación y facilitar el acceso al estacionamiento.

La brecha abierta en Barcelona con los taxistas, no es el único frente abierto de Uber en España. Tras la llegada de UberPop a España en 2014, las denuncias del gremio del taxi se extendieron por ciudades como Valencia y Madrid. Sin embargo en la capital del país, Uber volvió a arrancar los motores con UberX , un servicio de movilidad urbana que conecta a usuarios con conductores profesionales, que operan vehículos con licencia VTC (autorización de arrendamiento de vehículos con conductor).

Aunque, el proceso judicial de Uber en Madrid sigue abierto, después de que el el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de la ciudad madrileña suspendiera el servicio Pop de la aplicación en todo el país. Tras varios intentos de la compañía, el magistrado madrileño elevó su consulta al TJUE.

Si finalmente los funcionaros comunitarios definen a Uber como "un servicio de transporte", la compañía deberá refundar su modelo de negocio y cumplir con la normativa europea en materia de seguridad y condiciones laborales.

Si por el contrario el Tribunal Europeo da la razón a la norteamericana, los conductores de la compañía podrán recorrer las carreteras comunitarias sin trabas legales.

El abogado general designado para esta causa presentará sus conclusiones preliminares el 6 de abril de 2017 y la sentencia final llegará entre 3 y 6 meses después. En concreto, el litigio enfrenta a Uber Systems Spain con la Asociación Profesional Élite Taxi de Barcelona

Economía colaborativa a examen

La batalla legal entre Uber y los taxistas españoles no es un conflicto local, sino que toda Europa tiene los ojos puestos en la vista que comienza este martes. No solo se debate la viabilidad de Uber en Europa, sino que el modelo de la economía colaborativa pasa un importante examen judicial.

Detrás de esta batalla, las plataformas de economía colaborativa juegan otro partido para asegurarse su salvación ante las cargas burocráticas en los distintos países de la Unión. El pasado mes de junio, la Comisión Europea envió a los socios comunitarios una serie de directrices para homogeneizar la regular y ayudar con la expansión del sector que en 2015 dejó más de 25.000 millones.

Los servicios de transporte como Cabify, BlablaCar y, el ya citado, Uber son las compañías que más denuncias acumulan por competencia desleal. Aunque, Airbnb, la plataforma de alquiler de pisos online, también tiene distintos procesos abiertos en Bruselas. La Comisión estudia varias recomendaciones contra España, Francia, Alemania y Bélgica por restringir sus servicios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate