Cómo el bitcoin eleva el consumo de energía

El bitcóin sigue su escalada imparable./Reuters
El bitcóin sigue su escalada imparable. / Reuters
TECNOLOGÍA

El minado global de la criptomoneda supone una décima parte del consumo anual de energía en España

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

Para que haya más monedas en circulación, los bancos centrales o, en su defecto, los gobiernos son los encargados de ‘dar a la impresora’ e ‘imprimir’ más billetes. Sin embargo, los bitcóines no se puede imprimir, su trabajo es más costoso y poco amable con el medio ambiente.

La criptodivisa más famosa, el bitcóin, sigue con su escalada imparable por encima de los 16.000 dólares y por encima de los 18.000 al cambio con la moneda estadounidense en el mercado de futuros que ha debutado este domingo en Chicago (Estados Unidos).

Un negocio rentable para los especuladores e inversores, pero también para las empresas de energía. Este especial interés por el bitcóin ha provocado un espectacular consumo eléctrico que supera al de más de 150 países.

En el caso de la criptomoneda creada en 2009 se descubren y por ello hay miles de ordenadores compitiendo entre ellos para conseguir uno. Esta acción se llama minar. Los bitcóin se obtienen como recompensa a la resolución de un problema matemático.

Este trabajo lleva a los ordenadores a un rendimiento alto de los ordenadores que tratan de descifrar estos 'problemas' para ser recompensados con esta criptomoneda. Un hecho que se traduce en un enorme consumo energético. Este año se ha producido el boom del bitcóin y si se mantiene la tendencia en 2020, el consumo de energía producido por el minado de estas monedas igualará al de todos los países del planeta, según Power Compare.

Por cada bitcóin minado se emiten a la atmósfera de 24 a 40 toneladas de CO2

De media, el minado de bitcóines tiene un coste anual de 1.500 millones de dólares, aunque el precio de la energía varía de un país a otro. En España, esta actividad de criptomonedas supone el 12% de toda la necesidad energética de un país que consume 234 TWh al año.

Según cálculos de ING, el minado de un bitcóin tiene un coste energético que ronda los 200 kWh, lo que supone el gasto energético mensual de una familia. Por su parte el índice realizado por Digiconomist eleva hasta 300.000 transacciones diarias de Bitcoin equivalen a un consumo energético de unos 900 KWh mensuales.

Un consumo que equivale a toda la energía que utiliza Nigeria en doce meses, incluso consume más que 159 países de todo el mundo, de los que 20 de ellos se sitúan en el Viejo Continente.

Pero los datos no se quedan ahí, ya que según el estudio realizado por Digiconomist señala que por cada bitcóin minado se emiten a la atmósfera de 24 a 40 toneladas de CO2. Para ello toma como referencia una red de minado de este tipo de criptodivisas en Mongolia. Concluyó que esta única mina es responsable de 8,000 a 13,000 kg de emisiones de CO2.

Unas cifras que varios usuarios de Twitter tradujeron al lenguaje cotidiano. Un coche en Europa emite 0.1181 kg de CO2 por kilómetro recorrido. Por cada hora que opera la mina mongol es responsable del equivalente de CO2 de más de 203,000 kilómetros recorridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos