Un ataque informático pone en jaque a medio Estados Unidos

Una brecha de seguridad en la financiera estadounidense permite acceder al historial de crédito de sus usuarios en el país

JOSE ANTONIO GONZÁLEZ

Números de la seguridad social, número del carnet de conducir. Estos son los datos que componen uno de los mayores robos cibernéticos con información personal. La base de datos de Equifax incluye información restringida de 143 millones de personas que ha pasado a manos de ciberdelincuentes.

El “acceso no autorizado”, así lo llama la compañía estadounidense se produjo “entre mayo y julio” y se produjo a través de “una vulnerabilidad”, añaden.

Además, los piratas cibernéticos accedieron a números de tarjetas de crédito de cerca de 209.000 consumidores y documentos que recogen información personal de cerca de 182.000 personas.

Equifax es una de las tres empresas más importantes de Estados Unidos que informan a partes interesadas sobre la solvencia crediticia de los consumidores del país. El acceso irregular fue descubierto el pasado 29 de julio y la compañía indicó que "actuó de inmediato para parar la intrusión", según dijo la firma, con sede en la ciudad de Atlanta.

Posteriormente, decidió contratar los servicios de una empresa de ciberseguridad independiente para conocer el alcance de la intrusión y averiguar en detalle los datos que fueron obtenidos.

Posteriormente, decidió contratar los servicios de una empresa de ciberseguridad independiente para conocer el alcance de la intrusión y averiguar en detalle los datos que fueron obtenidos.

La crediticia estadounidense ha habilitado el sitio web www.equifaxsecurity2017.com para ayudar a que sus clientes puedan verificar si sus datos fueron robados y qué medidas deben tomar ante esto. Además, la compañía está otorgando el servicio de monitorización crediticia de forma gratuita, que ayudará a los clientes a estar alertas en caso de robo de identidad.

Fotos

Vídeos