Diario Vasco

Minas de oro en el bolsillo

Minas de oro en el bolsillo
  • La minería urbana ha venido para quedarse. De la basura electrónica se pueden sacar materiales valiosos y muy demandados para la fabricación de dispositivos móviles u otros aparatos electrónicos

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

En el mundo hay más teléfonos y dispositivos móviles que el número de personas que lo habitan. Y aunque nosotros no lo veamos, todos ellos contienen toneladas y toneladas de materias primas muy útiles y demandadas, como el oro y la plata. No obstante, Europa está empezando a seguir una nueva industria que en Asia lleva tiempo explotándose, dedicada al reciclaje de estos y otros dispositivos o aparatos electrónicos y recuperar de ellos los materiales valiosos que contienen. Es lo que se denomina como Minería Urbana y que, aunque todavía nos suene a raro, ya empieza a dar importantes frutos en países como China y Japón.

Cada vez hay una mayor dependencia de los elementos y materiales que componen los dispositivos y aparatos que utilizamos a diario. No obstante, con la innovación la demanda ha aumentado pero la oferta no lo está haciendo al mismo ritmo. Esta necesidad ha hecho que, por ejemplo, Japón se haya convertido en un importante importador de basura tecnológica. El país nipón produce más de 650.000 toneladas de basura electrónica cada año. Así, los tesoros que tienen la basura incluyen, además del oro, metales raros como indio -se utiliza en la fabricación de pantallas de cristal líquido-, el antimonio -se usa para las obleas de sílice para semiconductores-, el disprosio -se usa en la industria del laser- y el neodimio -fundamental para la fabricación de las baterías para motores electricos. Esto contribuye a que el sector esté creciendo a una tasa de 3% al 5% cada año a nivel internacional.

En Seúl, por ejemplo, se creó en el año 2010 un centro de separación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Actualmente, esta instalación trata unas 10.000 toneladas al año de este tipo de materiales, da trabajo a 60 personas y generó unos ingresos de unos 2 millones de dólares.

Se calcula que la minería urbana es entre 4 y 80 veces más eficiente que la minería convencional de oro, convirtiéndose en una alternativa de rápido crecimiento.

Según diversos estudios se estima que, a nivel mundial, el potencial de ingresos procedentes del reciclaje de residuos electrónicos es de dos mil millones de euros. Y se prevé que para 2020 será de 3,67 mil millones. Sin duda existe un gran desafío en la sociedad para adaptarse a esta creciente demanda y poder conseguir un buen trozo del pastel.

Futuro entre nosotros

Este pasado 30 de marzo, en el marco del Pleno celebrado en el Ayuntamiento de San Sebastián, el concejal de Irabazi, Loïc Alejandro planteó en una moción la posibilidad de trasladar la realidad de la minería urbana a Donostia. Y aunque la capital guipuzcoana no sea Seúl, sí que propuso al gobierno municipal que elaborase, en el plazo de un año, un informe sobre la oportunidad de crear un centro de separación de residuos de aparatos electrónicos para poder extraer de ellos las materias primas valiosas. Dicho informe deberá hacer un repaso de los principales centros de este tipo que existen en el mundo y explorar las posibilidades de implementación de una instalación de estas características en nuestro contexto local, así como los empleos que se podrían generar.

“Si bien es cierto que la competencia de la recogida de residuos está delegada de manera global a la Mancomunidad de San Markos, existe la posibilidad de que para fracciones concretas ésta se pueda llevar a cabo por el Ayuntamiento”, señaló Alejandro. Por ello, también se pide que se traslade este interés a la propia mancomunidad. La moción contó con la aprobación unánime del Pleno. Es un pequeño paso ante una estrategia que, quien sabe, igual se acaba imponiendo en nuestro entorno.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate