Diario Vasco

Así es Evgeniy Bogachev: el 'hacker' más buscado por el FBI

Cartel del FBI en el que se ofrece una recompensa por Bogachev.
Cartel del FBI en el que se ofrece una recompensa por Bogachev. / REUTERS
  • Conocido como 'Fantomas', lleva una vida de lujo en Rusia tras haber amasado una inmensa fortuna fruto del robo y la extorsión. Ahora se sospecha que podría haberse convertido en un espía al servicio del Kremlin

Los mayores delincuentes del siglo XXI pasarán a la historia por usar ordenadores en vez de pistolas. Son los cibercriminales, auténticos genios de la informática capaces de saltarse a la torera 'firewalls' y demás medidas de protección de las redes online de las grandes corporaciones privadas y públicas con aparente facilidad. Todo ello con el objetivo de robar información de sus servidores y después venderla al mejor postor. Es a lo que se dedica Evgeniy Mikhailovich Bogachev, un ruso que se ha convertido en el 'hacker' más buscado por el FBI que hace un mes puso precio a su cabeza: 3 millones de dólares para quien le ayude a capturarlo, la recompensa más alta jamás ofrecida por el Gobierno de EE UU.

A Bogachev, también conocido como 'Fantomas' por su parecido físico con el ladrón de las películas de Louis de Funes, se le acusa de haber robado datos de miles ordenadores, una actividad al margen de la ley que le ha hecho multimillonario con tan solo 33 años, según los detalles desvelados por el diario estadounidense 'The New York Times'. De hecho, se le atribuye el robo de 100 millones de euros transferidos de cuentas bancarias estadounidenses a las que accedía con insultante facilidad para después ocultar el dinero en una intrincada red de entidades financieras distribuidas en varios paraísos fiscales.

Así es Evgeniy Bogachev: el 'hacker' más buscado por el FBI

Y todo ello gracias a Zeus, un troyano de su invención que, como no podía ser de otra forma con ese nombre, fue uno de los virus más nocivos de la historia informática con el que fue capaz de controlar en 2014 un millón de ordenadores de todo el mundo para hacerse con contraseñas, datos bancarios e incluso fotos personales. No resulta extraño que Evgeniy Bogachev se dedicara también a la extorsión de más de 200.000 altos cargos públicos y otras conocidas personalidades de todo el mundo tras robar todo tipo de documentos comprometedores y pedir un rescate por ellos a sus víctimas que llegaban a pagar entre 300 y 700 euros para poder recuperarlos.

Gracias a esta lucrativa actividad delictiva, ha logrado amasar una fortuna personal que le ha permitido adquirir un exclusivo chalé con vistas al mar Negro en la ciudad rusa de Anapa, aprovechando que su país carece de un tratado de extradición de criminales con EE UU, además de su propia flota de automóviles de lujo, entre los que se encuentran un Jeep Grand Cherokee. También cuenta con un embarcadero donde se encuentra amarrado su yate para trasladarse a sus casas repartidas por todo el continente europeo.

Evgeniy, casado y con dos hijos según aseguran varios compañeros de profesión, está en las antípodas del estereotipo de 'hacker' antisocial y solitario como el que representa el protagonista de la afamada serie de televisión 'Mr Robot'. Todo lo contrario. Además de vivir en Anapa con su verdadero nombre sin utilizar un seudónimo, no tiene ninguna vergüenza en dejarse fotografiar con sus gatitos mientras exhibe sus pijamas con estampados de leopardo de dudoso gusto. En ese sentido, se parece más a una estrella del hip-hop que a un criminal que trae al FBI de cabeza.

Y es que las autoridades estadounidenses sospechan que Bogachev, también conocido por los nicks lucky12345 y slavik, trabaja ahora para la agencia de contraespionaje rusa como espía informático, husmeando entre todo tipo de documentos clasificados 'made in USA', sobre todo los correspondientes al departamento de Defensa. Es más, se da por hecho que sus habilidades fueron esenciales a la hora de incidir las pasadas elecciones de EE UU en las que salió elegido Donald Trump como presidente.

Con este currículum a sus espaldas, no resulta extraño que Barack Obama, antes de dejar de la Casa Blanca, le incluyera en la lista de ciberdelincuentes más peligrosos del mundo con el objetivo de neutralizarlo. Algo que, visto lo visto, parece una misión solo al alcance de James Bond. Desde luego, Bogachev podría dar perfectamente la talla como uno de sus villanos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate