Diario Vasco

El iPhone extremeño era chino

Una bellota mordida es el logotipo de los móviles Zetta, en un claro guiño a la manzana de Apple.
Una bellota mordida es el logotipo de los móviles Zetta, en un claro guiño a la manzana de Apple.
  • El móvil creado por los dos emprendedores era idéntico al Xiaomi Redmi Note 3, en cuyo interior colocaron una pegatina tras la batería para ocultar la marca

Era una historia demasiado bonita para ser verdad. Un técnico electrónico en paro de Badajoz de 31 años conoce a un inmigrante chino cuando va a comprar un móvil, se hacen amigos y juntos deciden fabricar uno con el que plantar cara a la mismísima Apple. «El futuro está aquí, móviles 100% españoles. Compra marca nacional, genera empleo», se publicitan estos emprendedores, que en un guiño a la manzana de la compañía de Steve Jobs eligen como logotipo una bellota mordida. Dos años después de lanzar su primer modelo, el Zetta Multiverso 5.5, de ser recibidos por el presidente de la Junta de Extremadura y de contar con ocho puntos de venta en la región, se ha destapado el fraude: el ‘iPhone’ extremeño es en realidad un teléfono chino de la marca Xiaomi ligeramente modificado.

«Si compraste un móvil Zetta, deben devolverte el dinero. Han cerrado su web. Esperamos que la Fiscalía y la Junta de Extremadura actúen», alertaba ayer la organización de defensa de los consumidores Facua. El análisis de los usuarios de Zetta y sus comentarios en internet alertaron sobre la estafa. Las webs especializadas en tecnología ya estaban con la mosca tras la oreja. Chirriaba que en solo seis meses hubieran creado un móvil partiendo de cero y con un software operativo a partir de Android. El exterior del Zetta, que se vendía a unos 300 euros, era idéntico al Xiaomi Redmi Note 3, que cuesta unos 150 euros. En el interior del teléfono, una pegatina tras la batería ocultaba el logo de la marca china.

«Todo lo hacemos nosotros»

Las primeras unidades de Zetta salieron a la venta en las Navidades de 2014. Desde entonces, su notoriedad subió como la espuma y sus responsables, Unai Nieto y Eric Cui, fueron entrevistados en medios nacionales. Incluso lo comparaban con el iPhone 7. «Tiene una interfaz muy similar y no cuesta 900 euros, sino tres veces menos», presumían. «Como todo lo hacemos nosotros, nos quitamos a los intermediarios y así el precio final para el cliente es mucho más barato». La compañía, que ayer cerró su página web, se enfrenta ahora a las reclamaciones de sus compradores y a un posible delito de estafa, máxime cuando han podido recibir ayudas de la Junta de Extremadura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate