Suplemento Publicitario Sobre Ciberseguridad

Un enemigo sin rostro

Un enemigo sin rostro
Los ataques a través de la red son la nueva amenaza de una sociedad moderna que necesita protegerse de una delincuencia altamente sofisticada
EL DIARIO VASCO

La amenaza a través de la red forma parte del nuevo orden mundial. Es un fenómeno que, sin apenas advertirlo, sin duda ya se ha instalado en la actual sociedad moderna. Y es que la represión informática se ha convertido en una amenaza real y una preocupación prioritaria para la ciudadanía en general y para el tejido económico-empresarial en particular. En este sentido, en Gipuzkoa operará a partir del año que viene un Centro Avanzado de Ciberseguridad Industrial que amparará a la pequeña y mediana empresa para combatir contra las peligrosidades de la red virtual.

Gipuzkoa, preocupada

En un mundo intensamente interconectado, los ciberataques a las instituciones han despertado el interés de unas organizaciones que, debido a los orígenes y complejidad de las amenazas, no están preparadas para responder a las mismas. Según un informe realizado por la Diputación Foral de Gipuzkoa, el 84,8% de las compañías asiste “con preocupación al fenómeno de los ciberataques”, frente al 7,6% que siente “poca o ninguna inquietud” al respecto.

Ejemplo de que ya forman parte de nuestro día a día, hace tan solo unos días que la compañía de transporte privado Uber despidió a su jefe de seguridad tras reconocer el robo de datos de 57 millones de usuarios, además de una filtración de datos de más de medio millón de conductores que trabajan para la entidad.

Aunque no hay que irse muy lejos para encontrar ejemplos, ya que el 53% de las empresas guipuzcoanas encuestadas reconoce haber sufrido recientemente un ciberataque. El mismo estudio constata que solamente una de cada tres organizaciones cuenta con procedimientos de actuación para hacer frente a un potencial ataque, mientras que casi el 70% no dispone de personal especializado en esta materia. Igualmente, más del 60% de las compañías consultadas afirma no realizar ningún tipo de inspección de seguridad de sus sistemas y redes.

El motivo de la cada vez más generalizada inversión en ciberseguridad está siendo el profundo proceso de digitalización que en los últimos años afecta a los negocios y particulares. Porque el desarrollo de las nuevas tecnologías, además de provocar un increíble avance en la sociedad, ha mutado dando lugar a instrumentos que fomentan la comisión de delitos. Absolutamente todos los estamentos de la sociedad pueden ser víctima de estafa, fraude e incluso extorsión por la vía telemática. El enemigo virtual, desconocido e imprevisible, ataca por igual a todos los sectores.

"Desde yihadistas a organizaciones privadas o algunos Estados, el perfil del saboteador informático es variado" ciberenemigos

"La delincuencia virtual será cada vez más sofisticada a medida que la tecnología mejora sus prestaciones" sofisticación

Enemigo con varias caras

En cuanto al perfil del saboteador informático, en su informe ‘Ciberamenazas y tendencias 2017’ el Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) enumera la lista de los principales ciberenemigos a los que se enfrenta en este caso España: otros Estados, organizaciones criminales, ciberactivistas, ciberterroristas, cibervándalos y script kiddies, actores internos y ciberinvestigadores u organizaciones privadas. “Los últimos años han evidenciado que las amenazas a los sistemas de información siguen creciendo, y lo hacen en tipología, volumen, sofisticación y peligrosidad”, concluye el informe.

El director de Europol, Rob Wainwright, alertó en mayo de este mismo año que “el sector sanitario está especialmente expuesto a ataques similares”, y recomendó que todas las organizaciones “den prioridad a medidas para proteger sus sistemas y actualicen las versiones del software con el que trabajan”. A nivel estatal, en 2016 el Instituto Nacional de Ciberataques (Incibe) contabilizó 115.000 ataques informáticos a empresas y particulares, un 130% más que el año anterior. Además, España es uno de los países más vulnerables a nivel mundial; después de Estados Unidos, y Reino Unido es el territorio nacional que más embestidas cibernéticas sufre por día. Cabe señalar que estas cifras son aproximadas, dado que muchos países ocultan el número oficial de los ataques que sufren anualmente. Lo mismo sucede con las compañías, las cuales no están obligadas a hacer público este tipo de informaciones.

Mapas en tiempo real

Con todo, la ciberdelincuencia es una actividad que se puede vivir en directo por los ciudadanos. Cuando el pasado mayo un enorme asalto informático, bautizado como ‘WannaCry’ golpeó los sistemas de seguridad de decenas de países (afectó a equipos de la sede de Telefónica en Madrid, al Servicio de Salud Británico y al Ministerio del Iinterior ruso, entre otros) algunas compañías especializadas en antivirus y seguridad en Internet aprovecharon el contexto para poner a disposición del público mapas que muestran mediante la animación los diferentes ciberataques que se producen en todo el mundo en tiempo real, de tal forma que el usuario puede seguir minuto a minuto cada una de las ofensivas informáticas como si de un espectáculo televisivo se tratara. El mapa de ‘Ciberthreat Real-Time’, inspirado en el mapa de Google Maps, es uno de los más conocidos. ‘The Norse Attack Map’ y ‘The Digital Attack Map’ son algunas otras alternativas que también están en activo.

Futuro cambiante

La seguridad en la red, como en el mundo físico, nunca estará al 100% garantizada. Nuevas maquiavélicas estrategias nacen y no dejarán de crecer; la delincuencia virtual ganará sofisticación a medida que la tecnología mejora sus prestaciones. Ello significa que, así como aumenta la complejidad de los ataques, debería incrementar también la innovación en la defensa.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos