Diario Vasco

«Trabajar duro y disfrutar con lo que haces son igual de importantes cuando emprendes»

vídeo

Daniel Lafuente y Yara Vergara.

  • Daniel lafuente y yara vergara. Co-fundadores de holly riders

  • Urretxu-Zumarraga Ikastola acogió el tercer y último encuentro entre emprendedores y estudiantes participantes en STARTinnova

Daniel Lafuente y Yara Vergara compartieron el pasado 14 de diciembre su experiencia como emprendedores en el arranque del club Holly Riders con los 800 alumnos de los 32 centros educativos guipuzcoanos participantes en STARTinnova. Holly Riders es un club de skate enfocado al longboard y a la iniciación al skate creado por dos chicos aficionados a este deporte.

Daniel y Yara como cofundadores de Holly Riders nos explicaron cómo han pasado de practicar el deporte a intentar vivir de ello. Aunque todavía están en ese proceso, ya han dado su primer paso con su Holly Riders en Donostia/San Sebastián, con el objetivo de forjar una cultura entorno a los deportes de deslizamiento y llevar dichos deportes al nivel de los denominados "Deportes Estrella". Con este proyecto desean unir a todos los riders entorno a esta modalidad y fomentar el desarrollo personal mediante el deporte. Tal y como transmitieron en el encuentro, tienen claro que hay que apostar por las motivaciones y animaron a los alumnos a seguir adelante con sus proyectos.

El encuentro, celebrado en Urretxu-Zumarraga Ikastola, forma parte de los contenidos formativos de esta iniciativa para el fomento del espíritu emprendedor entre jóvenes estudiantes impulsada por EL DIARIO VASCO y que cuenta con el patrocinio también de Adegi, Gobierno Vasco y Bic Gipuzkoa Berrilan; la colaboración de la Obra Social La Caixa, Tknika y UPV/EHU; y la participación de las empresas mentoras Ulma, KSB Itur, Unceta, Grupo Wisco, Eko Rec, Bellota, Michelín Fundación, MYL, Irizar, Goizper Group y Pneumax.

A continuación, se recogen algunas de las preguntas que fueron planteadas a Daniel Lafuente y Yara Vergara:

¿En qué momento os disteis cuenta que vuestro hobby se podía convertir en vuestro medio de vida?

No lo consideramos un hobby porque ya desde el principio teníamos claro que iba a ser nuestro medio de vida, entre otras cosas porque yo ya venía de trabajar en el sector del deporte, precisamente como entrenador de snowboard en el Pirineo catalán. Lo que queríamos era dar el siguiente paso y buscarnos una salida laboral vinculada al deporte en Donosti. Desde el principio lo entendimos como que era nuestro proyecto de emprendimiento, que iba a ser nuestro trabajo, y no que era un hobby.

¿Qué os impulsó a llevar este proyecto adelante?

Aunque al principio sí que teníamos la idea de que queríamos hacer realidad el proyecto, era más bien algo que haríamos “algún día”. Cuando vimos que surgía la oportunidad de hacerlo realidad, fuimos a por ello.

¿Habéis pensado alguna vez en arrojar la toalla ante las dificultades que os habéis podido encontrar?

Solo una vez y fue por la burocracia que rodea al emprendedor. Es tremendamente complicado, siempre falta algún papel. El resto del camino no ha sido tan complicado.

¿Cómo identificasteis las necesidades de vuestros clientes?

Desde los 18 años ya me rondaba la idea de poner en marcha una iniciativa de estas características, una asociación deportiva, por lo que de alguna forma ya tenía claro qué y cómo quería hacerlo. En cuanto a las necesidades de los clientes, acudiendo a los parques y preguntando a la gente que patina, sobre qué les parecería que hubiera un servicio de clases de patinar, que existiera un club de skate, etc. Al final, la forma más directa es preguntando a tus potenciales clientes cuáles son sus necesidades.

¿Cómo fomentáis el desarrollo personal a través del skate?

El skate es un deporte que requiere mucha constancia y práctica; y al mismo tiempo, hay que saber compaginarlo con tus estudios o con tu trabajo. Al final lo que te aporta el skate es a comprometerte, a seguir unos pasos para fijarte unos objetivos y alcanzarlos, a relacionarte, a desarrollar habilidades sociales.

¿Habéis tenido que renunciar a algo por ser emprendedores?

Renunciar no, pero emprender requiere de mucho, mucho tiempo. Hay que echarle muchas horas para que el proyecto salga adelante.

¿Qué consejo daríais a quien se esté planteando emprender?

Que trabajen mucho y duro; pero que también se diviertan. Hay que ser realistas y saber que malos momentos también los hay, en los que te entrarán las dudas y entonces, es importante mirar a través y ver el camino que ya has recorrido. Trabajar, trabajar, perseverancia, paciencia y pasarlo bien.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate