Ningún colectivo se libra de la violencia sexista

Presentación del estudio de Emakunde. /Irekia
Presentación del estudio de Emakunde. / Irekia

El trabajo de Emakunde se ha basado en analizar la violencia sexista en entornos activistas de Euskadi, como movimientos sociales, sindicatos, partidos políticos, medios de comunicación alternativos y oenegés, todos ellos definidos como «progresistas»

ANA VOZMEDIANOSan Sebastián

¿Una feminista puede ser una mujer maltratada? ¿El líder de una fuerza activa contra la desigualdad puede ser agresivo e impositivo en la intimidad del hogar? Un estudio encargado por Emakunde y dirigido por la licenciada en Ciencas Políticas, Tania Martínez Portugal demuestra que es un mito acotar la violencia sexista a determinados ámbitos y que esta circunstancia puede ocurrir en cualquier sector. Incluidos movimientos sociales, sindicatos, partidos políticos, medios de comunicación alternativos y ONGD, que son los que Martínez Portugal ha estudiado y sondeado de forma directa. Se trata de la investigación 'Transformando imaginarios sobre violencia sexista en el País Vasco.

Narrativas de mujeres activistas' que concluye que, a pesar de la heterogeneidad de las mismas y el riesgo de generalización, las comunidades activistas del País Vasco constituyen espacios en los que la violencia sexista «se reproduce y legitima, dada la persistencia de las mismas lógicas que posibilitan la violencia y su justificación en cualquier otro contexto social y cultural«.

Destacó las relacionadas con la negación del sexismo y la violencia sexista, la jerarquización de las luchas, o la subjetividad feminista de las activistas que se ve reforzada tras atravesar un proceso de aprendizaje y empoderamiento a partir de su experiencia violenta. «Lla negación del sexismo y la violencia sexista dentro estas comunidades produce una mayor indignación y frustración por parte de las agredidas, dado que se convierte en una dificultad añadida a la hora de identificar las agresiones en términos sexistas y actuar frente a las mismas».

Emakunde ve en la sentencia de 'La Manada' un «mensaje muy peligroso»

La directora del Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde, Izaskun Landaida, ha considerado hoy que la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra sobre el caso de La Manada lanza un «mensaje muy peligroso» a las mujeres y a sus posibles agresores.

Landaida, que ha participado hoy en la presentación de un estudio sobre violencia sexista en organizaciones progresistas y feministas, ha reiterado su «decepción, perplejidad e indignación» por esta sentencia en la que se condena a los cinco acusados por abuso sexual y no por agresión.

Ha dicho que esta resolución judicial es un «obstáculo en el avance en la erradicación de la violencia contra las mujeres» que ni comparte ni entiende, y ha mostrado su «apoyo y solidaridad» a la víctima, «que, por desgracia, es la protagonista» de lo sucedido y eso «se está olvidando».

Tras afirmar que se ha perdido una «oportunidad» para que hubiera una sentencia «contundente», la directora de Emakunde ha abogado por que se tome como base el Convenio de Estambul y que se considere violación cualquier agresión sexual sin consentimiento. EFE

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos