El «violador del cúter», penado con 56 años por cuatro ataques sexuales

El «violador del cúter», penado con 56 años por cuatro ataques sexuales

La Audiencia de Barcelona le imputa además dos delitos de robo con violencia e intimidación, al apropiarse del móvil de dos de sus víctimas

DV Y AGENCIAS BARCELONA.

La Audiencia de Barcelona condena a 56 años y cuatro meses de prisión a Diego Nicolás Rodríguez, conocido como «el violador del cúter», por agredir sexualmente entre julio de 2013 y septiembre de 2014 a cuatro jóvenes, dos de ellas menores, a las que abordó cuando se disponían a entrar en sus casas.

En su sentencia, la sección décima de la Audiencia de Barcelona condena al violador, que empleaba un cúter para atemorizar a sus víctimas, por cuatro delitos de agresión sexual y otros dos de robo con violencia e intimidación, al haberse apropiado del teléfono móvil y la cartera de dos de las mujeres. La sala obliga también al condenado a pagar 70.000 euros en indemnizaciones por los daños morales causados a las víctimas y le impone órdenes de alejamiento y de prohibición de comunicación respecto a las mujeres a las que agredió, por un periodo que suma un total de 89 años.

La sentencia impone al violador las máximas condenas, pese a que carece de antecedentes penales, porque la sala ha tenido en cuenta «la especial gravedad de los hechos cometidos», la afectación a una «pluralidad de víctimas», dos de ellas de 14 años, «y el uso de instrumentos peligrosos para la integridad de las mismas».

Según cree probado la Audiencia, el procesado abordó a su primera víctima, de 21 años, el 25 de julio de 2013, a quien obligó a mantener relaciones sexuales, tras lo cual le advirtió de que la mataría si se giraba para mirarle. El 3 de septiembre del mismo año, agredió a una menor de 14 años a quien le causó estrés postraumático influyendo en el desarrollo de su madurez. La tercera agresión sexual, la cometió el 1 de enero de 2014, cuando asaltó a una joven y tras violarla, le robó la cartera y el teléfono móvil. El 15 de septiembre de 2015, el condenado agredió sexualmente en un ascensor a otra menor de 14 años, a quien amenazó de muerte si contaba lo sucedido, advirtiéndole de que «sabía dónde vivía».

Fotos

Vídeos