Urkullu plantea una hoja de ruta para garantizar derechos

El lehendakari recuerda que Euskadi debe ser «plenamente accesible también en entornos no físicos que abre la comunicación digital»

A. L. VITORIA.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, defendió ayer establecer en esta legislatura las bases de una estrategia en Euskadi con el objetivo de lograr que sea «plenamente accesible, no solo en lo que se refiere a sus espacios urbanos, sus edificios públicos, sus lugares de trabajo y sus viviendas, sino también a los entornos no físicos que abren los nuevos horizontes de la comunicación digital y al conjunto de los derechos ciudadanos». «Debemos definir un nuevo concepto de accesibilidad que garantice a todas las personas el pleno acceso a todos los derechos y a todos los ámbitos de la vida», aseguró Urkullu en un acto en Lehendakaritza, donde el Consejo Vasco de Accesibilidad celebró una sesión extraordinaria para conmemorar el 20 aniversario de la aprobación de la Ley para la Promoción de la Accesibilidad por el Parlamento Vasco.

Urkullu defendió que esa accesibilidad universal «debe desarrollarse de forma transversal, multidisciplinar y multisectorial», tanto «desde los servicios públicos a la vivienda, pasando por el mundo del trabajo, las comunicaciones y el ocio». Estos mensajes se incluyen en la declaración institucional leída por el lehendakari. Recordó que la norma fue pionera en España y en Europa y se propuso acabar con las barreras físicas y de comunicación que obstaculizan a las personas con discapacidad la integración y la participación plenas en la vida social y comunitaria.

El Gobierno Vasco destacó que la aplicación efectiva de la ley ha supuesto que, a partir de su entrada en vigor, los edificios de nueva planta integren ya desde su diseño criterios de accesibilidad. También se incluye ya un determinado número de viviendas adaptadas a personas en situación de discapacidad en las nuevas promociones de vivienda, tanto privada como pública, duplicando esta última las dotaciones, así como la reconfiguración de espacios urbanos como entornos accesibles, mediante planes de accesibilidad llevados a cabo por los municipios con apoyo del Ejecutivo. De hecho, la mejora de la accesibilidad es uno de los objetivos principales del programa Renove Rehabilitación de Edificios de Viviendas, al que este año se han destinado 5,5 millones de euros.

La mejora de la accesibilidad es uno de los objetivos del plan de rehabilitación de edificios

Además, se ha subvencionado con otros 3,3 millones de euros a ayuntamientos y entidades privadas con fines sociales de utilidad pública, para que elaboren o actualicen sus planes de accesibilidad y para que realicen obras de adaptación en el entorno urbano y las edificaciones. «Hemos progresado mucho, pero todavía nos queda camino por recorrer y creemos que ha llegado el momento de dar un salto cualitativo», resaltó el consejero de Vivienda, Iñaki Arriola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos