Urkullu apela, en la entrega del premio René Cassin, a la dignidad humana para extender el respeto a colectivo LGTBI

El lehendakari entrega el Premio René Cassin 2017 de Derechos Humanos a representantes de la organización Sexual Minorities Uganda-SMUG/EFE
El lehendakari entrega el Premio René Cassin 2017 de Derechos Humanos a representantes de la organización Sexual Minorities Uganda-SMUG / EFE

El galardón reconoce la labor de la organización Sexual Minorities Uganda que defiende los derechos humanos del colectivo LGTBI en este país en particular y en África en general

EFEVitoria

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado este lunes a la "comprensión profunda y universal del sentido de la dignidad humana" para extender el respeto que, como todas, "merecen las personas LGTBI en cualquier lugar del mundo".

Urkullu ha presidido la entrega del premio René Cassin 2017 a la organización Sexual Minorities Uganda que defiende los derechos humanos del colectivo LGTBI en este país en particular y en África en general.

Antes de su intervención, el lehendakari ha solicitado dos minutos de silencio en recuerdo por las víctimas del atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza del 11 de diciembre de 1987 en el que fueron asesinadas once personas y por la memoria del concejal del PP de Errenteria José Luis Caso, asesinado el mismo día de 1997. Ha dicho que una jornada después de conmemorarse el Día de los Derechos Humanos hay que recordar esos dos atentados terroristas.

Durante su intervención en la entrega del premio, el lehendakari ha destacado que "la conciencia del sentido de humanidad significa reconocer que todas las personas solo son personas, ni más ni menos".

"Somos personas y compartimos una misma dignidad humana que es inalienable", ha dicho Urkullu que ha recordado el artículo segundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que habla de la no discriminación por ninguna razón, entre ellas la de sexo.

Ha destacado que la organización premiada hoy "ha conseguido ubicar el compromiso contra la discriminación en el territorio de los Derechos Humanos y ha logrado una proyección internacional de su lucha como una causa de solidaridad".

El lehendakari ha recordado que la empatía es una referencia del Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, un concepto que no solo es "ponerse en el lugar de otra persona", sino que es "preocuparse y ocuparse de ella".

Urkullu ha reconocido que es un honor para él entregar el premio René Cassin a Sexual Minorities Ugabnda y, a través de esta organización, a todas las personas que luchan por la igualdad y el derecho a la no discriminación motivada por la orientación sexual o identidad de género.

"Este premio es una clara apuesta por la opción de la empatía, la solidaridad y el compromiso con los Derechos Humanos", ha señalado el lehendakari quien ha aclarado que a través del mismo también se reconoce a "todas las personas y entidades que luchan por la dignidad en África y desde África". "Hoy Euskadi se hermana con todas ellas y muestra su empatía", ha concluido.

«No parar hasta lograr la igualdad»

El premio ha sido recogidos por el director ejecutivo de la entidad, Frank Mugisha, que en 2014 fue nominado al Premio Nobel de la Paz. Ha agradecido al País Vasco el apoyo mostrado a esta organización a través de la concesión de este premio y se ha comprometido a "no parar hasta lograr la igualdad" para todas las personas en Uganda y, en este sentido, a seguir luchando por los derechos del colectivo LGTBI en este país y en el resto del mundo.

La organización no gubernamental premiada fue fundada en 2004 por el activista transgénero Víctor Mukasa y está integrada por 18 asociaciones de distinto signo que luchan por el reconocimiento y el respeto de la dignidad y derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales.

La entidad que la ha propuesto para el galardón ha sido la asociación vasca "Ortzadar LGTB", que promueve esos mismos fines en Euskadi.

El premio René Cassin fue creado con el fin de reconocer públicamente la labor de personas físicas o jurídicas que con su actuación contribuyan de manera destacada a la promoción de los valores de los derechos humanos en nuestra sociedad.

Debe su nombre a René Cassin, nacido en Bayona en 1887 y considerado el principal inspirador de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1968.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos