Tres vascos rescatan a más de 300 refugiados en el Mediterráneo

Iñigo Mijangos, Jon Garcia e Iñigo Gutierrez a su llegada al aeropuerto de Loiu. / Manu Cecilio

Una delegación de la Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak ha acudido esta mañana al aeropuerto de Loiu para darles la bienvenida

MARTÍN IBARROLA

El bermeotarra Jon Garcia Andonegi, el bilbaíno Iñigo Mijangos y el donostiarra Iñigo Gutiérrez han aterrizado a primera hora de este martes en Loiu procedentes de Malta, después de haber participado en una misión de rescate marítimo con la ONG Maydayterraneo-Proyecto AitaMari. Durante diez días han navegado por toda la costa libia y han rescatado a más de 300 personas. Una delegación de la plataforma ciudadana Ongi Etorri Errefuxiatuak ha acudido al aeropuerto de la capital vizcaína para darles la bienvenida con la misma bandera amarilla que usaron para acoger en el barco a las personas refugiadas y migrantes que rescataron de las aguas y las mafias libias.

A pesar de haber patrullado la costa mediterránea durante días, las condiciones del mar solo les permitieron realizar labores de rescate el 26 de septiembre. Durante esta jornada vivieron momentos de mucha tensión al ser abordados por una patrullera de guardacostas libios que, con disparos al aire, les exigieron que entregaran a las personas rescatadas, a lo que se negaron. De acuerdo con los testimonios de los tres vascos, la tortura, las violaciones y el sometimiento a la esclavitud forman parte de los horrores que cada día soportan las personas atrapadas en Libia, tras huir de la guerra o el hambre. Los tres voluntarios denuncian que los gobiernos europeos están obstaculizando constantemente la labor de las ONGs en la zona. «No quieren que haya testigos de lo que está ocurriendo allí».

Según Ongi Etorri Errefuxiatuak, el esfuerzo de estos tres vascos ha puesto en evidencia que la ciudadanía está haciendo lo que los gobiernos «no son capaces de hacer». «Es necropolítica –afirman–, se les está dejando morir. No es creíble que no haya dispositivos para localizar las embarcaciones, impedir los naufragios y salvar sus vidas. No son unos pobrecitos refugiados, son sujetos políticos y de derechos, como nosotros».

Fotos

Vídeos