Por qué tender la ropa dentro de casa es peligroso para la salud

Por qué tender la ropa dentro de casa es peligroso para la salud

Según un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Arquitectura Ambiental Mackintosh de Glasgow en Escocia, secar la ropa dentro de la vivienda tiene riesgos importantes

El espacio limitado de las viviendas hace que muchas veces se recurra a tender la ropa dentro de la misma. No siempre hay espacio suficiente en patios, ventanas o balcones y esta costumbre está muy extendida. Sin embargo un estudio (los hay para todos los gustos) constata que esto tiene cierto peligro.

El caso es que según la Escuela de Arquitectura Mackintosh de Glasgow (Escocia) secar la ropa dentro de la vivienda tiene riesgos importantes. Y es que la investigación halló niveles muy altos de humedad en el interior de las viviendas que suelen tender a dejar secar la ropa de esta forma.

El problema se produce por la elevación de la humedad que se da al sacar la colada de la lavadora y dejarla entre cuatro paredes. Al parecer, se ha descubierto que hasta una tercera parte de la humedad era causada por el secado de ropa lavada. Una humedad que genera esporas de moho y ácaros del polvo que pueden ser un riesgo para la salud.

Las personas más sensibles a esta elevación de la humedad son las que sufren de asma, rinitis, alguna infección respiratoria u otras alergias. Además de estos grupos de riesgo el problema se extiende a todos los habitantes de la vivienda ya que la humedad da lugar a la aparición de hongos, moho y ácaros. Estos microorganismos proliferan cuando hay una alta humedad y un ambiente templado, que son las condiciones que se dan cuando tendemos la ropa en una habitación.

La Sociedad de Asma de Irlanda ha emitido una advertencia sobre hacerlo: «Los ambientes húmedos fomentan el crecimiento de moho que puede liberar 'semillas' llamadas esporas», dijo Pheena Kenny, de la sociedad. «Las esporas pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas. Las esporas de moho y hongos a menudo son invisibles a simple vista».

«Normalmente, cuando las personas respiran estas esporas, su sistema inmunitario las ayuda a deshacerse de ellas al toser o estornudar. Si no eres sensible al moho, es posible que nunca experimentes una reacción. Pero para algunas personas con asma que son sensibles a las esporas del moho, puede actuar como un desencadenante, lo que hace que los síntomas del asma empeoren».

De acuerdo al estudio, para tratar de evitar que estos microorganismos proliferen se deben tener en cuenta algunas recomendaciones: que a la hora de construir una vivienda esta tenga un espacio especial para tender la ropa. Obviamente esto no es posible siempre, así que otra propuesta es que se utilice una secadora, aunque estas presentan el inconveniente del elevado consumo energético o al espacio que ocupan. Y como última opción usar un dispositivo antihumedad.

Al margen queda el remedio más socorrido, usar la ventana, el patio o el balcón, siempre que se cumplan las normativas municipales y reglamento interno de cada comunidad de propietarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos