Se tatúa unas gafas en una despedida de soltero y tarda dos años en eliminarlas

Se tatúa unas gafas en una despedida de soltero y tarda dos años en eliminarlas

El hombre afirma que tuvo que soportar las burlas de sus conocidos y que le daba vergüenza por su familia

EL DIARIO VASCO

Cuidado con lo que haces en una despedida de soltero. Muchas veces, movidos por el ambiente de juerga, se da rienda suelta a ideas absurdas. Un caso es la de un vecino de Gales de 50 años. Acudió a una despedida de soltero y puso fin a la fiesta en una tienda de tatuajes.

El hombre, que admite ahora que se encontraba bajos los efectos del alcohol, pidió que le tatuaran unas gafas 'Ray Ban' en la cara. Lo que en un principio fue divertido se convirtió en una pesadilla. Tuvo que soportar, incluso, las burlas de sus conocidos y sentía vergüenza ante su familia. Ha tardado dos años en lograr que le eliminaran el dichoso dibujo del rostro. Se ha tenido que someter a un tratamiento láser gradual. Al principio quiso borrarlo con agua y jabón, pero fue en vano.

Fotos

Vídeos