La tasa de natalidad en Euskadi está entre las más bajas de la Unión Europea

Sólo Grecia, Portugal e Italia están por detrás de Euskadi, cuya tasa sigue cayendo año tras año

DV

La tasa de natalidad en la Comunidad Autónoma Vasca se encuentra entre las más bajas de la Unión Europea, con 8,7 nacimientos por cada 1.000 habitantes, por debajo de los 10 de media de la UE. Según los últimos datos oficiales del Eustat y Eurostat, correspondientes a 2015, por detrás de Euskadi solo se situaron Grecia, Portugal e Italia. La media en España en este año fue de 9 nacimientos.

En el País Vasco, la tasa de natalidad se situaba en 2005 en 9,3 y en 2010 era de 9,7, por lo que en 5 años se ha perdido un punto porcentual. También destaca que en esos mismos años, 2005 y 2010, las tasas en los países de la UE eran de 10,4 y 10,7 nacimientos de media por cada 1.000 habitantes.

La tasa de España también era muy baja en el año 2015, de 9 nacimientos por cada 1.000 habitantes, aunque resultaba un poco superior a la del País Vasco. También en los años 2005 y 2010 registró tasas superiores a la vasca, de 10,6 y 10,4 nacimientos, respectivamente.

Las tasas más elevadas de natalidad registradas en la UE correspondían a Irlanda (14,1), Francia (12), Reino Unido (11,9) y Suecia (11,7), entre otros.

El sexo de los bebés

Una investigación realizada con ratones silvestres por parte de las universidades de Oxford (Reino Unido), Castilla-La Mancha y León; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y dos instituciones estadounidenses (el Instituto Smithsonian y la Sociedad Zoológica de Chicago) ha refutado una idea que se daba por cierta: realmente son los padres y no las madres, como se pensaba, los que determinan el sexo de sus crías en los mamíferos.

La investigación demuestra que los machos con mayor variabilidad o calidad genética producen mayor proporción de espermatozoides con núcleos pequeños, lo que se traduce en la generación de una mayor proporción de crías al nacer. «Los resultados sugieren que esta capacidad de los padres de sesgar el sexo de la descendencia ha evolucionado en mamíferos por selección natural y no es un resultado casual de otros mecanismos fisiológicos», apunta el profesor Julián Garde, de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Fotos

Vídeos