Suegras viajeras

Viajar con la suegra puede considerarse un modelo atípico, poco habitual o simplemente friki

CECILIA CASADO

Por mi cumpleaños mi hija pequeña ha tenido la maravillosa ocurrencia de ofrecerme una escapadita a Budapest; como ella y su marido viven en Berlín, yo sólo tengo que ir hasta Alemania y de allí ya volaremos a Hungría. Un regalo amoroso y goloso -qué duda cabe- que viene envuelto en un papel de regalo muy especial que no es otro que compartir esos días “en familia”; es decir, con su marido y su propia madre. ¡Hale, de viaje las suegras con los hijos, qué maravilla…!

Fotos

Vídeos