Mata a su expareja y a la madre de ésta y se lanza al vacío tras dar fuego al piso en Vitoria

El presunto asesino amenaza con lanzarse al vacío / Jesús Andrade

El presunto agresor ha sido detenido y trasladado en estado grave a un hospital tras saltar desde un octavo piso

DAVID GONZÁLEZ

Dos mujeres, madre e hija, de 43 y 69 años de edad, han sido asesinadas esta mañana en Vitoria por un hombre, de 46 años, expareja de la víctima más joven, en un caso de violencia de género que se ha producido en el interior de una vivienda situada en el número 6 de la calle Julián de Arrese, en el barrio de Lakua. El presunto agresor ha sido detenido y trasladado a un hospital en estado grave tras saltar desde un octavo piso.

El cuerpo sin vida de la primera de las víctimas ha sido descubierto con síntomas de haber sido degollado en torno a las 11.30 horas, mientras que la madre de ésta ha fallecido apenas unos minutos más tarde en el hospital Txagorritxu de la capital alavesa como consecuencia de las graves heridas causadas por el presunto agresor que, después de atrinchearse en el edificio, cercado por las fuerzas de asalto de la Ertzaintza y agentes de la Policía Local, ha dado fuego al piso. Desde el exterior se apreciaba una densa nube de humo que salía desde el interior de la vivienda. Minutos después, el hombre se ha arrojado al vacío y se encuentra en estado grave en un hospital.

En el parte médico facilitado por un portavoz de la OSI Araba, se indica que el hombre, que permanece ingresado en el hospital Santiago de Vitoria, sufre lesiones de «pronóstico reservado» y que «está pendiente de valoración psiquiátrica».

Secuencia de la caída del presunto asesino. / Jesús Andrade

La Policía Local y la Ertzaintza han mantenido acordonada la zona y ha abierto una investigación sobre lo ocurrido. Al lugar se han desplazado numerosas dotaciones de ambos cuerpos, con cerca de una treintena de agentes, así como los servicios sanitarios. Al menos tres ambulancias se han trasladado también al lugar.

El suceso se ha producido en una vivienda del octavo piso de un inmueble ubicado en el número 6 de la calle Julián de Arrese, en el barrio de Lakua. La Ertzaintza ha tenido conocimiento del mismo alrededor de las 11.30 horas de la mañana. Testigos presenciales han indicado que el supuesto agresor se ha asomado en una ventana y ha amenazado con lanzarse al vacío, algo que ha materializado. Por ello, los Bomberos de Vitoria han colocado en la terraza de la primera planta del inmueble una colchoneta hinchable para que amortiguar su caída. Al parecer, el hombre se ha golpeado contra algún saliente de la séptima planta y, después, ha caído sobre la colchoneta de los bomberos. Los equipos de emergencia le han atendido en una ambulancia de soporte vital básico que se encontraba en el lugar de los hechos y le han trasladado a un hospital de la capital alavesa.

«¡Socorro, ayudadme!»

La mujer más joven pidió ayuda entre sus vecinos para que impidieran que su expareja, de la que al parecer se había separado recientemente, continuara con las agresiones que finalmente le han provocado la muerte.

«¡Socorro, socorro, ayudadme!», fueron los gritos que se oyeron entre el vecindario. «Déjala», también exclamaron los padres de ella, que en el momento del crimen se encontraban junto a su hija en la vivienda en la que la residía la víctima, junto a sus dos hijos. Los pequeños se encontraban en el colegio cuando ha tenido lugar el trágico suceso. Vecinos de la zona han asegurado que hacía «bastante tiempo» que no veían por el barrio al presunto agresor.

Fuentes oficiales han confirmado en un primer momento la evacuación de una mujer gravemente herida al hospital Txagorritxu de la capital alavesa. La Ertzaintza recibió información desde el hospital que le confirmó que la gravedad de las heridas que presentaba esta víctima, especialmente graves en el cuello, han provocado su muerte.

Condena del Ayuntamiento de Vitoria

El Ayuntamiento de Vitoria ha condenado el doble crimen y ha convocado una concentración contra las agresiones machistas para las siete y media de esta tarde. Se ha celebrado en la Plaza Nueva con el lema 'Vitoria-Gasteiz: contra las agresiones machistas'. Han tomado parte en el acto de repulsa cientos de personas.

Todos los grupos políticos del Ayuntamiento, reunidos en Junta de Portavoces, han acordado que las banderas de la Casa Consistorial ondearán a media asta en señal de luto y respeto por las víctimas.

El Ayuntamiento ha aprobado una declaración en la que muestra su «enérgica condena» del doble asesinato, y en la que traslada su «apoyo y cercanía» hacia el entorno de las víctimas.

El Consistorio ha puesto a disposición de los allegados de las mujeres asesinadas los recursos psicológicos, jurídicos, sanitarios, de protección y de acogida que requieran.

También Emakunde ha condenado el crimen de estas dos mujeres y ha denunciado que la violencia machista es «la expresión más brutal» de la desigualdad entre sexos. El Instituto Vasco de la Mujer ha asegurado, a través de un comunicado, que la violencia sobre las mujeres responde a una situación de «dominio y desigualdad». Ha mostrado su «apoyo» a la familia y a los amigos de las víctimas, y ha animado a la ciudadanía a que participe en la concentración convocada por el Ayuntamiento de Vitoria.

Condena del Ararteko

La Defensoría del Pueblo Vasco-Ararteko ha expresado su «repulsa y profundo dolor» ante la muerte de estas dos mujeres en Vitoria y ha señalado que este «execrable drama humano» exige a todas las instituciones públicas «firmes compromisos y decididas actuaciones» en la erradicación de «cualquier manifestación de violencia machista contra las mujeres».

En un comunicado, ante este «nuevo caso de violencia contra las mujeres», ha instado a todas las instituciones y a la sociedad vasca a «brindar su apoyo a la familia y a las personas allegadas a las víctimas».

La Asociación Clara Campoamor ha condenado el doble asesinato y ha anunciado que se personará como acusación popular para «intentar castigar con la máxima pena al feminicida».

El de este viernes sería el primer episodio de violencia de género que se registra este año en la capital alavesa, el segundo desde 2016, cuando la pequeña Alicia perdió la vida al ser arrojada por la ventana de una vivienda por la expareja de su mujer. En junio de 2016, Marga, una mujer de 60 años, fue descuartizada por un amigo. Los restos de su cuerpo fueron arrojados al río Zadorra.

En la localidad alavesa de Turiso, otra mujer Ana Belén, fue asesinada por su pareja, con la que se encontraba en proceso de separación. Su cadáver fue encontrado en el interior de un vehículo que se dejó estacionado en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos