Suspenden por tercer día consecutivo la búsqueda de Jon en el Gorbea

El frontón de Gopegi sirvió ayer de base de operaciones para coordinar las labores de rescate. /JESÚS ANDRADE
El frontón de Gopegi sirvió ayer de base de operaciones para coordinar las labores de rescate. / JESÚS ANDRADE

Más de 400 voluntarios han participado en las batidas para dar con el joven desaparecido desde el sábado

JORGE BARBÓ Y YOLANDA RUIZ

Por tercer día consecutivo, los servicios de emergencia han suspendido la búsqueda de Jon Bárcena, el joven de 19 años de Berriz desaparecido el pasado sábado en el Gorbea. El dispositivo se puso en marcha este martes pasadas las ocho de la mañana y se ha prolongado hasta las 17.30 horas, cuando ha sido retirado por falta de visibilidad.

La zona de búsqueda se ha extendido prácticamente a todo el Parque Natural del Gorbea, tanto en la cara alavesa (desde Murua hasta Altube), como la vizcaína (desde las campas de Arraba hasta Barazar). En el operativo han participado efectivos de la Ertzaintza, de la DYA Bomberos de Bizkaia y Álava, Cruz Roja, espeleólogos y perros de rescate para las zonas de difícil acceso, simas o pequeños embalses. A las 16.00 horas, un helicóptero de la Ertzaintza ha hecho lo propio desde el aire aprovechando que las lluvias habían amainado.

Por su parte, los más de 400 voluntarios que se han acercado a primera hora de la mañana al polideportivo de Gopegi, en la localidad alavesa de Zigoitia, han buscando en las zonas más superficiales de la montaña. Organizados en grupos de unas diez personas, se ha pedido un mínimo de conocimiento de la zona y de equipamiento para participar en las labores. Además, se les han tomado los datos y asignado una zona. Los servicios de emergencia han pedido que «no acuda más gente a ayudar en la búsqueda»: «Agradecemos la intención del personal voluntario, pero la participación masiva puede ser contraproducente», ha señalado SOS Deiak en Twitter.

Tanto los grupos de voluntarios como los efectivos de los servicios de emergencia no se han amilanado ante la fuerte lluvia que ha caído en la zona. «Desde luego la meteorología no está facilitando en absoluto las labores de búsqueda», reconoció Jesús Cortizo, técnico de riesgos y emergencias del Gobierno vasco, encargado de coordinar el operativo de búsqueda desde el frontón de Gopegi. Alrededor de las 13.00 horas, debido a las malas condiciones meteorológicas, los servicios especializados han pedido a los voluntarios que dejaran la búsqueda. Los bomberos y los especialistas han continuado la búsqueda hasta que ha anochecido.

Jon Bárcena Amezua, en el centro.
Jon Bárcena Amezua, en el centro. / E.C.

Además de los presentes dispuestos a echarse al monte, hasta el improvisado centro de coordinación han llegado decenas de vecinos de pueblos alaveses de la zona para servir bebidas calientes y un almuerzo «para que, al menos, los que están buscando puedan comer algo», apuntó Sonia Garrido, vecina de Gopegi, que se afanaba en servir, a destajo, pintxo de tortilla y platos con sándwiches. «Nos estamos organizando con la gente de los concejos y la respuesta está siendo muy buena», evidenció la mujer.

Mañana por la mañana «toca el trabajo a los equipos profesionales», ha señalado SOS Deiak. «No obstante, -ha añadido- si algún voluntario decide acudir, rogamos que conozca bien la zona y la montaña».

Entorno de la cueva de Mairuelegorreta

La pista de Jon Bárcena se perdió a las dos de la tarde del sábado en el entorno de la cueva de Mairuelegorreta, en el macizo de Gorbea, uno de los mejores lugares para la práctica de espeleología en Euskadi. Este joven, vecino de Berriz y de 19 años, se había desplazado hasta allí en compañía de cuatro amigos. Pretendían clausurar el año desde lo alto de esta montaña, tal y como se acostumbra en estas fechas. Accedieron por la localidad alavesa de Murua, pero en las proximidades de esta sima el desaparecido comunicó al resto que prefería abandonar la expedición y esperarles en el coche. Los otros mantuvieron los planes y a la vuelta saltaron las alarmas porque él no estaba junto a los vehículos y se había perdido su señal de móvil. A las dos de la tarde había enviado un mensaje de telefonía a una buena amiga, y poco antes había pasado un vídeo frente a la conocida cueva a sus amigos. Un amplio operativo de rescate se activó desde que se conoció su desaparición el sábado por la tarde.

La noticia descolocó a la pequeña localidad de Berriz en vísperas de Nochevieja. Fueron muchos los vecinos del municipio que desde entonces se han desplazado hasta este macizo para tratar de encontrar a su querido y conocido vecino, integrante del grupo de danzas Iremiñe. Su madre, Karmen Amezua, es la actual portavoz del grupo municipal EH Bildu en la Corporación. La familia de ella, además, es responsable de la conocida empresa Tornillería Amezua, situada en pleno centro de esta anteiglesia vizcaína.

Cueva de Mairuelegorreta.
Cueva de Mairuelegorreta. / Jesús Andrade

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos