Persecución durante 30 kilómetros a un conductor de 15 años que se saltó un control en Cantabria

La persecución se extendió por 30 kilómetros, entre Santander y Hazas de Cesto./
La persecución se extendió por 30 kilómetros, entre Santander y Hazas de Cesto.

El joven terminó estrellando su vehículo de alta gama, en cuyo interior viajaba otro chico de su misma edad y una niña de 12 años, durante una persecución policial de 30 kilómetros

MARIÑA ÁLVAREZSantander

Tres menores protagonizaron ayer por la tarde una desaforada fuga de la Policía Local por el centro de Santander. Al volante de un coche de alta gama, un chaval de 15 años se saltó un control sobre las siete de la tarde y huyó por las calles del centro acompañado por otro varón de su misma edad y una niña de 12 años. En su escapada hacia la autovía A-8 para salir de la ciudad, el vehículo arrolló a varios coches en circulación. Al parecer, estos tres accidentes se han saldado únicamente con daños materiales y no constan personas heridas.

Los tres menores consiguieron enfilar con su Audi a toda velocidad la Avenida de Parayas, con varias unidades de la Policía Local de Santander tras ellos. A medida que avanzaban por otros términos municipales, se fue dando aviso a los correspondientes cuerpos policiales, solicitando apoyo en el operativo también a la Guardia Civil.

La persecución terminó a 30 kilómetros de la capital cántabra, a la altura de Hazas de Cesto, con el coche de los chicos estrellado. Los menores salieron del vehículo e intentaron escapar corriendo monte a través, pero los agentes lograron darles alcance y fueron detenidos por policías de Santander antes de caer la noche. Se comprobó que los dos muchachos de 15 años residen en Burgos y que la chica de 12 vive en Santander.

Los dueños de los coches arrollados ya han presentado sus denuncias en el cuartel de la Calle Castilla, donde se instruyen las diligencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos