La juez deja libre al camionero que dio positivo en cocaína tras provocar el brutal choque con 5 muertos en Murcia

Hipólito A.P., a quien se le ha retirado el carné, explica que tomó droga en la madrugada del sábado en una fiesta

JORGE GARCÍA BADÍA | ALICIA NEGRE

Absolutamente derrumbado, Hipólito A. P., el camionero que provocó el brutal accidente del martes en la autovía A-7, en Murcia, se las vio ayer con la Justicia. Tras pasar la noche detenido en la Comandancia de la ciudad, este vecino de Totana, de 37 años de edad, fue conducido a primera hora a la Ciudad de la Justicia de Murcia para declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3, que asumió el caso en funciones de guardia.

Hipólito llegó al juzgado con el peso inconmensurable de haber provocado supuestamente un siniestro que dejó cinco muertos -entre ellos, dos adolescentes de 14 y 16 años- y una decena de heridos. Desde los segundos posteriores al siniestro se mostró abatido, no pudiendo contener el llanto al observar el alcance del mismo. Según ha podido saber 'La Verdad', pasó la noche en los calabozos de la Comandancia de Murcia, donde no quiso probar bocado.

Tras el brutal impacto, la Guardia Civil de Tráfico le realizó las pruebas de alcohol y drogas y, según confirmaron fuentes ligadas a la investigación, dio positivo en cocaína. Ante la juez, Hipólito achacó ese positivo a un 'nevado' -un cigarrillo impregnado en cocaína- que se habría fumado en la madrugada del viernes al sábado, más de 48 horas antes del siniestro, durante una fiesta.

La versión mantenida por el chófer no cuadra, sin embargo, con las especificaciones que se han realizado en múltiples ocasiones por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT). Este organismo sostiene que un resultado positivo de consumo de drogas en saliva pone de relieve un consumo reciente de esta sustancia, no más allá de cinco o seis horas desde el momento del consumo hasta la prueba.

Tras declarar ante la juez, según precisaron fuentes judiciales, el conductor quedó en libertad provisional acusado de presuntos delitos de homicidio imprudente, de lesiones y de conducción bajo los efectos de las drogas (contra la seguridad vial). Al sospechoso, precisaron las fuentes, se le retiró su permiso de conducir y estará obligado a presentarse en el juzgado cada quince días.

La empresa totanera Agetrans Demetrio e hijos S.L., para la que el conductor llevaba años trabajando, remarcó, a través de un comunicado, que, en el momento del siniestro, el camionero «se encontraba dentro de su jornada laboral habitual y había cumplido con los periodos de descanso establecidos». También añadió que el vehículo «llevaba toda la documentación en regla y había pasado recientemente las inspecciones obligatorias».

La firma totanera ofreció su colaboración a la Justicia para aclarar las circunstancias de este suceso y se puso a disposición de las víctimas y de sus familiares para aquello que puedan necesitar. «El hecho de que uno de sus camiones se haya visto implicado en un siniestro de esta gravedad y con tan trágicas consecuencias personales nos causa un pesar sin límites», concluyó.

Fotos

Vídeos